Deja de ser la víctima en tu relación de pareja, aquí te decimos cómo |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Pareja

Deja de ser la víctima en tu relación de pareja, aquí te decimos cómo

El entender, aceptar y cambiar lleva tiempo, no amarás el proceso pero sí el resultado.

Deja de ser la víctima en tu relación de pareja, aquí te decimos cómo | El Imparcial de Oaxaca

Las relaciones tóxicas siguen siendo una realidad y aunque puede ser que tardemos en darnos cuenta cuando estamos en una, ese momento siempre llega y le acompañan varias dudas sobre cómo recuperar nuestro amor propio y salir del problema. Una experta en el tema nos revela cómo dejar de ser la víctima en tu relación de pareja.

Se trata de Darlene Lancer, experta en relaciones de pareja y terapeuta certificada, quien reveló acciones que podemos llevar a cabo para recobrar la fe en nosotras mismas. En sí, una víctima es un individuo que ha sido engañado, dañado y lastimado debido a sus propias emociones, ignorancia, un evento desafortunado o sobre por las acciones de alguien más.

Darlene Lancer asegura que la mayoría de sus pacientes admiten haber sufrido abuso emocional pero por ignorancia no lo reconocían. También se puede ser víctima de relaciones familiares codependientes o padres con enfermedades mentales como trastorno bipolar, antisocial, personalidad narcicista y más.

En ambos casos la víctima sufre ataques físicos, verbales, traición, manipulación y otras formas de abuso que alteran su percepción de sí misma, su imagen personal y la habilidad de protegerse de estos ataques. Hay quien no reconoce su estatus de víctima por miedo y por culpa. Si de niño no supo defenderse, de adulto también será difícil.

No podemos dejar fuera el estado de negación, donde ante los abusos, tratamos de justificar o entender al abusador. Enfrentar la verdad es vital para lograr un verdadero cambio, debemos de ser capaces de reconocer el tipo de abuso y expresar cómo nos hace sentir. Entender esto nos da nuevas fuerzas y entonces somos capaz de detenerle.

De igual manera en esas ocasiones donde nos sentimos víctimas y culpamos a nuestro exterior, le adjudicamos una responsabilidad que realmente nos concierne a nosotras mismas. Desde una situación en el trabajo, una circunstancia emocional hasta una falta de acción en algún área. Podemos decir que es por otros que no logramos lo deseado.

El entender, aceptar y cambiar lleva tiempo, no amarás el proceso pero sí el resultado.

¿CÓMO APRENDEMOS A SER VÍCTIMAS?

Nadie elige serlo de forma consciente. A nadie le gusta sentirse sin valor, sin poder y sin esperanzas, pero debemos reconocer que hay fuerzas que determinan nuestras creencias desde nuestros primeros años. Mucho tiene que ver el ambiente familiar en el que crecimos.

Una pareja, un padre tóxico, una madre tóxica, intenta controlarnos al grado de manipularnos, hacernos sentir culpables y sobre todo, evita que nos informemos, que pidamos ayuda a alguien del exterior. En ocasiones las víctimas no saben cómo pedir ayuda o incluso si ésta existe.

¿CÓMO CREER EN NOSOTRAS MISMAS NUEVAMENTE? ¿CÓMO HACERLO SI NO LO HEMOS HECHO ANTES?

Dejar el papel de víctima es difícil y particularmente si lo queremos hacer solas. Muchas veces nos acostumbramos tanto al papel que no nos percatamos de ello hasta que tenemos contacto con alguien sano.

El aprender a hablar y marcar límites es lo primero para detener la situación, así nos damos a respetar, mostramos fe en nosotras mismas y dejamos de ser la víctima de alguien más, de su humor, de su comportamiento, de sus ideas.

LOS PASOS A SEGUIR

Ya sea que efectivamente seas la víctima en una relación de abuso (familiar o amorosa), o que te sientas la víctima por circunstancias de la vida, la solución es la misma. Puedes seguir estos pasos aunque no en este orden:

1.- APRENDE
Infórmate sobre todo lo que puedes hacer en tu situación, saber es poder.

2.- PIDE APOYO.
Es esencial, busca un especialista en salud mental que pueda guiarte.

3.- OBSÉRVATE
También observa a quien te rodea, ¿cómo reaccionas a su conducta? ¿Tu reacción te hace sentir mejor o es suficiente para detener las malas conductas? La respuesta lo dice todo.

4.- PON ORDEN
¿Realmente estás actuando de acuerdo a tus valores y metas? Asegúrate de identificar los pasos que debes para lograr lo que te propongas.

5.- IDENTIFICA Y SATISFACE TUS NECESIDADES
Es algo que depende de ti y de nadie más.

6.- CUESTIONA TUS CREENCIAS
¿En qué conceptos crees y cómo te han privado de cumplir tus metas?

7.- ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TUS ELECCIONES
No es lo mismo decir “yo quiero…” a “yo tengo que…”. Aceptar tu responsabilidad es el primer paso al verdadero cambio.

8.- ACCIÓN
Adquiere las habilidades necesarias para cumplir tus metas. No importa si te lleva tiempo, lo importante es hacerlo.

9.- APRENDE A SER ASERTIVA
Esto te ayudará a ser auténtica, a marcar límites y a fortalecer tu autoestima.

10.- NO CULPES A OTROS O TE PONGAS A LA DEFENSIVA.
Asume la responsabilidad de tu felicidad, desdicha y tu parte en los desacuerdos de todas tus relaciones, no importa si el otro lo hace o no. Trata de arreglar lo que tu provocaste o contribuiste.