¿Qué es el fetiche por los pies y por qué es placentero? |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Pareja

¿Qué es el fetiche por los pies y por qué es placentero?

Los pies son una fuente de pasiones en muchos encuentros sexuales

¿Qué es el fetiche por los pies y por qué es placentero? | El Imparcial de Oaxaca

En el sexo cada quien puede tener sus gustos y de hecho, existen muchos fetiches o gustos particulares relacionados con la sexualidad actualmente y uno de los más comunes es el fetiche por los pies.

Pero, ¿por qué los pies son tan atractivos para algunos y en qué casos puede volverse algo peligroso? A continuación te decimos todo lo que debes saber sobre el fetiche por los pies.

¿Qué es el fetiche por los pies?
De acuerdo a un artículo publicado en la BBC, la palabra fetiche se usa para referirnos a un gusto particular relacionado con la sexualidad.

Entre los gustos, investigaciones han revelado que la atracción por los pies es la más común, especialmente entre los hombres. Otros gustos favoritos son usar ciertas prendas de vestir o ser atados durante el sexo.

Tener fetiches es parte de la vida sexual de cualquier persona y mientras se haga con consentimiento de la otra persona, es parte de una sexualidad sana.

De acuerdo a la psicóloga Arola Poch, los pies son una fuente de pasiones al momento del encuentro sexual, pero muchas personas no lo saben o esconden ese gusto.

La especialista indica que este tipo de fetichismo se caracteriza por dar y recibir placer erótico son solo utilizar los pies o zapatos.

“Sus seguidores son hombres en su mayoría y el objeto de deseo más habitual es el pie femenino, asociado a la atracción por los zapatos, generalmente de tacón alto”, indica la experta.

El olor también es muy apreciado en estos casos, incluso hay quienes prefieren un pie sudado simplemente por su aroma.

¿Por qué es placentero?
Algunas teorías apuntan a que este gusto por los pies tiene que ver con las experiencias vividas en la infancia.

El neurólogo Vilanyanur S. Ramachandran indica que tener un fetiche por los pies puede surgir debido que los pies y los genitales ocupan áreas contiguas en el cerebro y puede haber un enlace entre ambos.

Otras teoría indican que la atracción por esta parte del cuerpo se relaciona más con el hecho de que tanto los genitales como los pies están cubiertos o bien, que la forma de los pies genera una atracción en el cerebro.

Los expertos clasifican la atracción por los pies como una parafilia que consiste en sentir excitación sexual por cosas, situaciones o partes del cuerpo que normalmente no se relacionan con el sexo.

En ese sentido, los expertos definen a la podofilia como la excitación sexual que sienten algunas personas al ver, oler, acariciar, besar, lamer o chupar los pies de su pareja.

Los hombres son quienes tienen más parafilias en comparación con las mujeres, ya que se calcula que hay una proporción de 4 a 1. Algunos expertos creen que la razón son las diferencias hormonales entre ambos sexos.

¿Cómo hacerlo?
Si estás pensando en probar este fetiche, los expertos recomiendan lo siguiente:

1. Empieza con un masaje sencillo.

2. Toca, acaricia, lame, olfatea o besa con pasión todos el pie de tu pareja.

3. Hazle cosquillas suaves a tu pareja en la planta de los pies.

4. Usa los pies como plato de comida y agrega los alimentos que más te gusten. Cómelos de forma lenta y sensual.

5. Puedes masturbar con los pies a tu pareja, esta técnica se conoce como footjob, pero debe hacerse con delicadeza y sin usar demasiada fuerza.

6. Puedes eyacular sobre los pies de tu pareja.

Es importante distinguir bien entre una gusto sexual y un fetiche o una parafilia, ya que de acuerdo al Dr. Fernando Rosero, médico especialista en salud sexual, a todos nos pueden gustar ciertas cosas durante el sexo, pero en una parafilia, puede haber una dependencia.

“Dependen de manera obsesiva y permanente de ese fetiche para lograr placer o excitación sexual”, señala el experto.

Puede haber muchas causas para desarrollar una podofilia, desde experiencias en el pasado hasta causas neurológicas.

En caso de que la persona comience a depender solamente del fetiche para tener placer o si siente remordimiento y ese mismo sentimiento lo lleva a volver a buscar ese fetiche, se debe buscar ayuda profesional.

Este tipo de problemas puede tratarse con terapias y medicamentos, pero es importante que la persona busque ayuda oportunamente.