Juegos para entretener a los pequeños durante la reunión de año nuevo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Familia

Juegos para entretener a los pequeños durante la reunión de año nuevo

Podemos hacer que se entretengan e involucrarlos en las celebraciones gracias a estos juegos y actividades de Año Nuevo con los niños

Juegos para entretener a los pequeños durante la reunión de año nuevo | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

La celebración de la Nochevieja y el Año Nuevo es la oportunidad perfecta para que la familia se reúna y hablen sobre sus cosas, las sensaciones del año que se va y lo que va a acontecer con el nuevo. Para los más pequeños de la casa es una ocasión especial porque… ¡se pueden quedar despiertos ‘toda la noche! Con el objetivo de que sea especial, hemos preparado para ti una selección con los mejores juegos para Año Nuevo con los niños! Una forma de vivir la Nochevieja en familia de forma divertida y sin que los niños se aburran.

Pero, ¿qué ocurre con los niños? Estos días no son como la Navidad en los que tenían regalos. Podemos hacer que se entretengan e involucrarlos en las celebraciones gracias a estos juegos y actividades de Año Nuevo con los niños.

Cuenta atrás en globos
Para empezar la noche de año nuevo podemos hacer una cuenta atrás donde cada hora es representada por un globo. Dentro de cada globo habrá una actividad a realizar. Al pasar cada hora, iremos explotando cada globo para descubrir qué actividad o juego habrá que hacer en familia. Se pueden incluir: juegos de mesa, adivinanzas, cantar, bailar, etc.

Construir instrumentos musicales
Para celebrar la llegada del año nuevo, el niño puede convertir platos en panderetas o botellas vacías con arroz, monedas y otros objetos instrumentos con los que después dar un concierto de Año nuevo y cantar canciones en familia.

Concurso de disfraces
Preparar gorros, máscaras, gafas, bigotes, trompetas y todo el ‘atrezzo’ que se nos pueda ocurrir para que, tanto los mayores como los pequeños, puedan disfrazarse.

El photocall
Reutiliza todos los disfraces, máscaras, bigotes, y todo tipo de artilugios para hacer fotos en familia y hacer un álbum fotográfico de recuerdo. Y, también, podemos crear vuestro propio photocall con motivos navideños. De esta manera, ¡las fotos saldrán perfectas!

Trucos de magia
A los niños pequeños les encantan los trucos de magia. No hace falta que sean trucos complicados. Haz que algo desaparezca, usa la imaginación.

Scramble en nochevieja
Para jugar hay que escribir muchas palabras relacionadas con fin de año en un papel y desordenar las letras. La persona que adivine la mayoría de palabras correctamente elegirá qué miembro del grupo deberá contar un chiste con un polvorón en la boca.

Adivina en familia
Anota palabras en tarjetas. Coloca las tarjetas encima de la mesa. Los jugadores deben dividirse en dos equipos y sentarse unos frente a otros. Coloca un cronómetro que indique el tiempo que pasa. El primer jugador debe coger una tarjeta del conjunto y tratar que a sus compañeros de equipo la adivinen antes de que el tiempo se agote, en este caso 1 minuto. Si consiguen adivinarla antes del tiempo ganarán un punto. E ir así sucesivamente por turnos hasta que las palabras se agoten. Luego sumar los puntos para saber qué equipo ha ganado.

La búsqueda del tesoro
Esconde pequeñas bolsas con dulces por la casa, y escribe pistas que lleven a otras pistas y finalmente al regalo. Los niños se lo pasarán genial y se entretendrán durante un buen rato.

Ni sí, ni no
Durante las conversaciones que se dan en la cena la idea es intentar que los familiares digan sí o no. Si alguno lo dice con alguna pregunta, ganará el punto aquel que la ha hecho.

La cápsula del tiempo
Toda la familia puede decorar una pequeña caja con una tapa. Después pueden llenar la cápsula del tiempo con fotografías familiares, recortes de periódicos, una carta y otros objetos pequeños que representen a tu familia en el momento de hacer la cápsula. Cada niño puede seleccionar un objeto especial que lo ayude a recordar el año e incluirlo en la cápsula Puedes abrir la cápsula del tiempo el año siguiente o mantenerla cerrada por varios años antes de volver a revisar su contenido.

La discoteca en casa
Después de la cena o después de las campanadas se puede organizar una pista baile en el salón de casa para despedir o dar la bienvenida al año bailando las canciones que más nos gustan del año pasado.

El programa de variedades

Si a la familia os gusta la música y el teatro esta es vuestra actividad. Este año el espectáculo se queda en casa. Todos los miembros de la familia pueden participar. Los niños pueden organizar coreografías y canciones para los adultos y los adultos pueden planificar un teatro de marionetas para los niños. También se acepta el Karaoke.

Contar un cuento
Puedes hacerlo antes de que comience el nuevo año, en la tarde del 31, o si tienen fuerzas, en el momento de irse a la cama. La historia de ‘El hada de año nuevo’ es una educativa manera de explicarles a los niños que el nuevo año se presenta como una oportunidad para plantearse retos y propósitos y llevarlos a cabo.

La noche del 31 de diciembre es también un buen momento para enseñarles a los niños las distintas tradiciones que se llevan a cabo en las horas previas a que la aguja del reloj llegue la 12. En esta ocasión te vamos a proponer un reto, mostrarle no solo lo que se hace en tu país sino en otros puntos del planeta. ¿Aceptas? Aquí te contamos algunos de los rituales más curiosos para Fin de Año que te puedes encontrar.

Las doce uvas
En España existe una tradición (los niños tienen que tener cuidado para no atragantarse) que es comerse doce uvas mientras suenan las campanadas para recibir al nuevo año. A los que no les gusta esta fruta, lo pueden sustituir por trozos de manzana o plátano y/o aceitunas.

Al rico plato de lentejas
Desde tierras italianas llega este ritual que para algunos puede parecer extraño. Se trata de comer un plato de lentejas como menú principal en la gran velada de Nochevieja. Y te contaremos que no solo ocurre en Italia, en algunos rincones de Chile también son partidarios de esta tradición.

Paseos nocturnos con la maleta
Si vas a pasar la noche de Fin de Año en Colombia, ¡que no te pille desprevenido esta costumbre! Hacer la maleta el 31 de diciembre y salir a la calle a dar una vuelta a la cuadra o a la manzana. Se trata de una forma de atraer la buena energía para los próximos 365 días y asegurarte nuevas aventuras y experiencias.

Besos a medianoche
El amor es el motor de la vida y si no quieres que te falte durante el próximo año, apúntate a esta tradición que llega desde Estados Unidos. Durante el primer minuto del nuevo año tienes que besarte con tu pareja y así el amor estará presente siempre.

Leer el futuro
El día 31 de diciembre ten a mano un huevo. Cáchalo o rómpelo en un plato y déjalo toda la noche debajo de la cama. Cuando te despiertes al día siguiente, obsérvalo. ¿Qué forma tiene? Su interpretación, según este ritual peruano, te desvela tu futuro más próximo.

El amarillo y el rojo, los colores de la buena suerte
Se dice en México que si quieres tener buena suerte con el dinero y el trabajo, la última noche del año tienes que llevar contigo algo amarillo; en cambio, si tu objetivo es el amor, busca una prenda roja. Esta tradición se ha extendido por medio mundo, aunque en Argentina el amor lo relacionan con el tono rosa.

Romper las copas
En Venezuela encontramos dos tradiciones muy curiosas. Por un lado, el hecho de romper las copas en las que se bebe el champán para asegurarse un futuro prometedor y, por el otro, partir limones en cuatro, extenderlos por toda la casa y eliminar así las malas energías.

El poder del mar
Los brasileños han bautizado a la última noche del año como Reveillon y en ella el principal protagonista es el mar. Los habitantes de Brasil se acercana la playa vestidos de blanco para saltar siete veces sobre las olas (esto también se hace en España por San Juan en toda la costa levantina), lanzar flores y, sobre todo, para pedir los mejores deseos para la familia en los meses venideros.

 

Relacionadas: