Un recuerdo desde el corazón
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Columna

Un recuerdo desde el corazón

Sigamos recordando y esperando a nuestro seres queridos que ya han partido, aunque sabemos que ellos siempre están a nuestro lado, acompañándonos

  • Un recuerdo desde el corazón
  • Un recuerdo desde el corazón
  • Un recuerdo desde el corazón
  • Un recuerdo desde el corazón
  • Un recuerdo desde el corazón

Por: Juan José Ibáñez Aragón

Hola queridos amigos, los saludo con mucho gusto en estos días de muertos, que es como se le llama a toda la festividad que vivimos en nuestro país cada año el 1 y 2 de Noviembre; y de esto precisamente quiero hablarles hoy.
Hoy en día, el Día de Muertos en Oaxaca es una atracción para el turismo nacional e internacional en el que se pueden apreciar personas de distintas partes del mundo, esto hace que nuestro bello Oaxaca se luzca con sus comparsas fiestas calendas, altares y adornos, y no puede faltar la deliciosa comida que caracteriza a la cocina mexicana, con los diversos platillos que se prearan para los difuntos que nos vienen a visitar.
Es muy importante que recordemos a los que ya no están con nosotros, porque si no, esas personas con el paso de las generaciones, se van olvidando, y sin ellos nosotros no hubiésemos existido, ellos son una parte importante aunque ya no estén nos marcarán la vida, pues seguramente alguno de ellos puede ser nuestro modelo a seguir y tal vez nuestra inspiración para la vida.
Y sé que podemos extrañar a nuestros amigos y familiares que ya no estén, pero si pensamos que ellos ya no sufren y que están en un mejor lugar, que son felices en el lugar que estén y que ya no les duele nada, eso es un consuelo para nosotros.
Este año en mi casa va a ser algo muy especial, ya que en los últimos meses se fueron dos personas muy especiales, mi primo Aviram, que falleció el pasado julio, y mi abuelito Teodoro que falleció en diciembre del año pasado, y son personas que aún extraño y que me hacen falta en mi día a día, pero entendí que las cosas pasan por algo, y si era su hora de partir hay que aceptarlo y seguir adelante con su recuerdo en la mente y en el corazón, siempre. A ellos dos los voy a recordar con un gran cariño.
También sé que ustedes sienten tristeza por sus familiares que han fallecido, pero quiero decirles ellos están con ustedes siempre y creo que no hay momento que no se preocupen por ustedes, lloran las penas como si fueran suyas, ríen con ustedes, y no pasa segundo en el que ellos no estén a su lado.
Si ven yo les digo que nuestros muertos están con nosotros siempre, y también creo que ésta es una fecha para que, si no nos hemos percatado de su presencia diaria, en esta fecha especial los recordemos a todos.
Todas estas tradiciones y costumbres surgen desde antes de la llegada de los españoles a estas tierras, la Iglesia católica convirtió esta festividad en algo suyo porque también tenía una celebración para los muertos; y casi todas las culturas en todos los tiempos han tenido una manera de recordar y honrara sus muertos.
Nuestro país, como les decía al principio llama a atención del mundo por el colorido, por la comida, por los altares, por la manera que tenemos para honrar y recordar a nuestros muertos.

Esto es un recuerdo para ustedes,
abuelito Teodoro, primo Aviram,
siempre los llevo en mi corazón…

 

Relacionadas: