El origen de las palabras |
La Capital Los Municipios El Istmo La Costa La Cuenca Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Ciencia y Salud Tecnología Viral Policiaca Cartones

Columna

El origen de las palabras

Detrás de cada palabra hay una historia que contar.

  • El origen de las palabras
  • El origen de las palabras
  • El origen de las palabras
  • El origen de las palabras

Seguramente todos hemos dicho o escuchado frases como: “Ya nos cayó el chahuistle”, “Ves moros con tranchetes” o “Ya chupo faros”, pues estas frases forman parte de nuestro vocabulario cotidiano. Y aunque son términos meramente mexicanos, muchos de nosotros no conocemos el origen de estas palabras o cuál es su verdadero significado. Si tú eres de aquellos que desconocen la raíz de estos dichos ¡Aguas! Pero no te preocupes, que aquí te lo voy a contar.

¡Ya nos cayó el chahuistle!: Esta es una frase que la mayoría usa para decir que alguien los “cachó” o que fueron descubiertos haciendo algo indebido, incluso cuando llega a suceder algo que no es agradable o que no se espera. En sí, la frase hace referencia a un hongo que aparece en el maíz y lo echa a perder, se dice que los campesinos al ver que atacaban sus mazorcas, decían “ya nos cayó el chahuistle” y desde ahí se fue popularizando.

En un Santiamén: Esta frase la ocupamos para referirnos a una acción que pasó muy rápido, por ejemplo, “la película paso en un santiamén” y tiene un origen eclesiástico. Antes, las misas se daban en latín y eran muy tediosas para los asistentes que en su mayoría no entendía nada y ansiaban el momento de que la misa terminara. Al final de cada misa el sacerdote decía “In nomine Patris et Filii et Spiritus Sancti Amen”. Nuestros antecesores solo escuchaban “Santi-amen” y eso significaba que la misa estaba concluida.

Voy a chacharear: Esta frase es de las más comunes entre los mexicanos y se utiliza porque antiguamente en los mercados se vendían cosas antiguas y de poco valor a las que se les decía “chácharas” así es que si un día te dicen voy a chacharear ya sabes a lo que se refiere.

Ves moros con tranchetes: Esta palabra se cree que tiene su origen en la época de los barbaros, pues tenían problemas con los moros que eran otro ejercito de la zona a los cuales ya habían derrotado. Por eso, cuando alguien gritaba “vienen los moros” las personas como burla contestaban “vienen los moros con tranchetes” y con el tiempo se fue acoplando al lenguaje popular y ahora se ocupa para expresar incredulidad.

Ya chupo faros: Esta frase es cien por ciento mexicana y tuvo su origen en la época porfiriana cuando a los sentenciados a muerte se les daba un último deseo antes de morir fusilados y a muchos lo único que les quedaba pedir era un cigarro marca “Faros” que eran los cigarros más caros de la época. Por eso cuando alguien muere se dice coloquialmente que “ya chupo faros”.

Sepa la bola: Esta frase también se originó en el Porfiriato gracias a un grupo de delincuentes que estaban en su contra. Cuando atacaban muchas veces no obtenían el resultado que esperaban debido a que no tenían un líder y al momento de buscar responsables la gente decía fue la bola y con el tiempo se adaptó y ahora se dice sepa la bola para indicar que desconocemos algo.

¡Aguas!: Esta es una de las palabras que usamos cotidianamente y es para advertir peligro, esta frase tiene su origen en la edad media cuando no había drenaje y las personas hacían del baño en bacinicas, luego las aventaban por el balcón de la ventana y al momento de hacerlo gritaban “aguas va”.

Andar papaloteando: Esta frase se la dicen a todo aquel que anda distraído o perdiendo el tiempo y tienen su origen en la época virreinal, cuando las personas constantemente morían en las patas de los caballos o de las carrosas, por andar volando papalotes. Las autoridades de la época dictaron una ley que prohibía “Papalotear”.

 

 

Relacionadas: