Entrega de los Grammy, una noche fantástica para la música |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

En Escena

Entrega de los Grammy, una noche fantástica para la música

La esposa del ex presidente Barak Obama apareció en la gala, junto a Jada Pinkett Smith Jennifer López y Lady Gaga.

Entrega de los Grammy, una noche fantástica para la música | El Imparcial de Oaxaca

Mientras que en 2018, la alfombra roja de los Grammy las celebridades portaban rosas blancas en apoyo de la igualdad de género, en la entrega de anoche, en el Staples Center de Los Ángeles, se vio a las mujeres luciendo en trajes de pantalón o con el glamour de estrellas de rock.

La anfitriona (y ganadora de 15 premios Grammy) Alicia Keys había prometido la gala “más enferma” de la historia, con muchas actuaciones al rojo vivo. Y es que la esposa del ex presidente Barak Obama apareció en la gala, junto a Jada Pinkett Smith Jennifer López y Lady Gaga.

“La música siempre me ha ayudado a contar mi historia”, dijo Obama junto a Keys.

Bebe Rexha, que estuvo en el centro de un debate en las redes sociales por acusar a los diseñadores de negarse a vestirla porque era “demasiado grande”, revoloteaba sobre la alfombra en un vestido largo de capas de tul rojo.

La rapera de moda Cardi B hizo una gran entrada en un espectacular vestido vintage de alta costura de Thierry Mugler que brotó de una falda corte sirena oscura que por arriba se abría en un abanico de pliegues rosa pálido.

La cantante cubano-estadounidense Camila Cabello, quien abrió la ceremonia con La Habana, optó por algo más simple, en color rosa brillante de cuello alto y manga larga, pero con un gran escote en la espalda. Además, junto a Ricky Martin y J. Balvin, fueron los elegidos para abrir la gala musical.

El mundo del espectáculo en general no simpatiza con Donald Trump, pero algunos invitados a los Grammy han usado la alfombra roja para mostrar su apoyo al presidente republicano, y aumentar sus seguidores en las redes sociales. En 2017 la cantante Joy Villa portó un vestido rojo, blanco y azul con la inscripción Make America Great Again (MAGA). Ahora, llevaba la frase Build the wall en rojo sobre un vestido blanco con un estampado de ladrillos, simulando una pared.

 

 

 

Relacionadas: