Liberan a campesinos detenidos en Pinotepa Nacional |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Costa

Liberan a campesinos detenidos en Pinotepa Nacional

No somos delincuentes; realizábamos una “Arriada”

La mañana de ayer fueron liberados 14 campesinos que habían sido detenidos el pasado lunes por elementos de la Policía Estatal Preventiva en una comunidad de Santiago Pinotepa Nacional.

La detención ocurrió en inmediaciones de la comunidad El Ciruelo, en el municipio de Pinotepa Nacional y con ello fueron asegurados ocho perros y 16 armas de fuego que los elementos policiacos pusieron a disposición del representante social de la federación radicado en Bahías de Huatulco.

De acuerdo a algunos elementos policiacos el grupo de personas que fue detenido en la carretera de terracería que comunica a la población de Corralero y Pinotepa Nacional viajaba en una camioneta Nissan y llevaban consigo armas largas.

Dos patrullas realizaban recorrido por el lugar y se percataron de la presencia de dichas personas poniéndolas a disposición de las autoridades correspondientes por el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Fueron liberados

La mañana de ayer miércoles, después de que un grupo de personas oriundas de Pinotepa Nacional radicadas en Bahías de Huatulco se enteraron, pidieron el apoyo de algunas autoridades y amistades para representarlos y que los campesinos resolvieran su situación jurídica.

De acuerdo a información de los involucrados, tuvieron el apoyo de la secretaria de Asuntos Indígenas (SAI), Eufrosina Cruz Mendoza y del presidente municipal de Santa María Huatulco, Geovanne González García, quienes intervinieron para que fueran liberados.

Realizaban una “Arriada”

En entrevista, los campesinos informaron que se organizaron en su comunidad para hacer “una arriada” en apoyo a una familia en la que falleció uno de sus miembros y que son de escasos recursos.

“La Arriada” que realizan los campesinos de esa región es una costumbre entre los pobladores para apoyar a la gente que necesita; sobre todo cuando fallece una persona; los hombres se organizan para ir al campo y cazar animales; mientras que las mujeres realizan trajines en la vivienda de los deudos.

No somos delincuentes

“No somos un grupo de delincuentes, simplemente andamos buscando algo que no tenemos en la casa, que es la comida”, narró en entrevista uno de los campesinos detenidos.

Los campesinos narraron que la persona que falleció dejó en la orfandad a tres niñas; ellos se organizaron para llevar el sustento para los preparativos del sepelio; sin embargo, en el camino fueron interceptados por elementos policiacos, quienes los detuvieron y aseguraron a los perros que llevaban para la cacería del día; además de las armas que utilizarían para realizar la actividad.

“Fuimos interceptados por dos patrullas de Policía Estatal y nos trajeron directamente hasta Huatulco; el comandante nos engañó que íbamos a buscar señal para hablar con el presidente de la comunidad El Ciruelo, cuando no fue así y nos trajo directamente hasta acá, a Huatulco”, comentaron.

Liberados campesinos y sus perros

Los campesinos comentaron que hasta el momento no pagaron ninguna multa y que solamente acudirán a la oficina de la Procuraduría General de la República de éste destino turístico cuando sean llamados.

Después de ser liberados, los campesinos esperaron a que se les entregaran sus animales, ocho perros que también fueron asegurados por los uniformados estatales.

Necesitamos de los perros, ellos no tienen culpa de nada, ellos no traen armas ni explosivos adentro de su estómago”, bromeó uno de los campesinos recién liberado.

“Yo quiero mi piedra”, gritó uno refiriéndose a su mascota que en ese momento estaba asegurada por autoridades.

Continuarán con sus costumbres y tradiciones

Los 14 hombres afromexicanos que fueron detenidos manifestaron, que los sucedido, no hará que sus costumbres se acaben, “vamos a seguir, porque nosotros estamos así, es una costumbre que tenemos allá, no somos un grupo de delincuentes, ciertamente andamos buscando algo que no tenemos en la casa, que es la comida, eso es una tradición que a veces uno no tiene como sacar su compromiso y nos unimos allá en el pueblo”. íbamos a buscar algo para la familia”, declararon.

Los campesinos que fueron liberados la madrugada del miércoles, abordaron una camioneta que el gobierno municipal de Santa María Huatulco les proporcionó para que fueran trasladados a su población de origen.

Acompañados de familiares y de sus perros, que también fueron asegurados por elementos policiacos; los campesinos abordaron la unidad de motor y se despidieron de sus paisanos radicados en éste destino de playa que al enterarse, buscaron las posibilidades para apoyarlos y pudieran obtener su libertad.

Los detenidos responden a los nombres de Mario M. S., de 60 años, asegurándole una escopeta calibre 16 y 5 cartuchos del mismo calibre. Félix H. L., de 51 años de edad, con una escopeta calibre 20 y 4 cartuchos del mismo calibre. Noé R.B., de 53 años de edad, con un rifle calibre 22 de varilla y 14 cartuchos del mismo calibre.

Así como a Magdaleno P. V., de 43 años de edad, con una pistola calibre .380 con su respectivo cargador metálico y 17 cartuchos del mismo calibre. Abel V. V., de 39 años de edad, con una escopeta calibre 16 y 4 cartuchos del mismo calibre. Cosme T. P., de 42 años de edad, con una escopeta calibre 16 y 6 cartuchos del mismo calibre.

Además a Alberto R. S., de 42 años de edad, con una escopeta calibre 16 y 4 cartuchos del mismo calibre. Geovani H. H., de 26 años de edad, con una escopeta calibre 16 y 6 cartuchos del mismo calibre. Feliciano P. H., de 33 años, con un rifle calibre 22 y 30 cartuchos del mismo calibre. Abraham R. B., de 45 años, rifle calibre 22 de cargador y 20 cartuchos del mismo calibre. Domingo S. J., de 35 años de edad, con una escopeta calibre 16 y 7 cartuchos del mismo calibre.

En la unidad de motor en la que viajaban, encontraron dos rifles más calibre 22 sin cartuchos, que fueron localizados y asegurados en la parte trasera del asiento del conductor de la camioneta.