Violencia a periodistas, en niveles alarmantes |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Violencia a periodistas, en niveles alarmantes

Tres comunicadores hablan de las dificultades en el ejercicio de la libertad de expresión y la impunidad que impera luego de las agresiones

  • Violencia a periodistas, en niveles alarmantes
  • Violencia a periodistas, en niveles alarmantes
  • Violencia a periodistas, en niveles alarmantes

Este miércoles, como parte de la conmemoración del Día de la libertad de expresión en México, tres profesionales de diversos medios analizaron las principales problemáticas a las que se enfrenta el gremio.

El alza en el número de agresiones, algunas de las cuales derivan en el asesinato de varios colegas, fue uno de los puntos abordados por Luis Hernández, columnista del diario La Jornada; Darío Castillejos, caricaturista del periódico El Imparcial de Oaxaca y otros medios; y el corresponsal del semanario Proceso en la entidad, Pedro Matías.

Para el periodista de La Jornada, las agresiones en contra de los comunicadores se pueden distinguir en tres vertientes, la primera de ellas tiene que ver con que éstas van al alza.

“Conforme pasa el tiempo, se van incrementando no sólo en el sentido del ataque a los medios, sino del asesinato de los periodistas y si antes estos crímenes se concentraban en colegas de medios locales que trabajaban en las fronteras o zonas muy “calientes” para el narcotráfico, hoy se ha extendido a corresponsales de medios nacionales”.

Ejemplo de ello, dijo, son los asesinatos cometidos en contra de Regina Martínez (corresponsal del semanario Proceso en Veracruz, en 2012), el de la corresponsal de La Jornada en Chihuahua, Miroslava Breach, el 23 de marzo de este año, y el de Javier Valdez (también corresponsal de La Jornada, en Sinaloa), el pasado 15 de mayo.

La segunda vertiente o tendencia es que la mayoría de los casos permanecen impunes, pues más del 99 por ciento de las agresiones siguen sin ser esclarecidas.

Esa falta de investigación, explica, hace que la impunidad se convierta en un aliciente para que se sigan cometiendo este tipo de actos.

“El tercer gran problema que hay es que más de la mitad de los casos, estos han sido perpetrados por autoridades gubernamentales de todos los niveles y en muchos otros casos. Aunque los responsable de estos asesinatos hayan sido de manera directa el crimen organizado, detrás de ellos hay una telaraña de relaciones de poder en la que están el Ejército, la policía, jueces, funcionarios públicos del más alto nivel, grandes empresarios, etcétera”.

Frente a este problema que consideró ya ha llegado a niveles alarmantes, se suman otras cuestiones, como la falta de solidaridad en el gremio y de parte de la sociedad.

Al retomar el caso de Javier Valdez, el caricaturista Darío Castillejos indicó que cuando ocurren hechos así se “agitan las aguas”, de tal manera que las protestas y demás manifestaciones surgen para volver a la calma, como si nada hubiese pasado.

“Eso es lo que me indigna, que hayamos caído en esta moda del trending y vivamos así mientras México se está quedando mudo, sin voz porque los periodistas históricamente han sido la voz de los que no tienen voz”.

Y el gobierno, añadió, está recetando un monólogo que no tiene respuesta, pues solamente él sabe, dispone, dice y a las voces críticas, “como decía Rius, o les pagan o les pegan”.

Ante este panorama, el corresponsal en Oaxaca del semanario Proceso, Pedro Matías, dijo estar preocupado porque el presidente del país, Enrique Peña Nieto, haya citado a los gobernadores de los estados para atender la problemática de las y los periodistas, sin haber invitado a estos últimos.

“Lo más preocupante es que dijo que va a fortalecer los mecanismos de protección y destinar más recursos para la PGR. No dijo que va a solucionar el problema de los periodistas, sino a fortalecer, augurando que el número de casos se va a incrementar”.

 

 

Relacionadas: