Xavi Bou fotografía el vuelo de las aves |
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Xavi Bou fotografía el vuelo de las aves

En su exposición Ornitografías, el autor español recrea los vuelos y cómo la trayectoria de las aves genera una especie de dibujos o escritura

  • Xavi Bou fotografía el vuelo de las aves
  • Xavi Bou fotografía el vuelo de las aves
  • Xavi Bou fotografía el vuelo de las aves

¿Qué escriben o dibujan las aves cuando vuelan? Xavi Baou, fotógrafo español, se ha dedicado a responder esta interrogante vinculada con su propia vida y la experiencia familiar. Y lo hace a través de las imágenes en donde, apoyado en una cámara especial, recrea la trayectoria de estos seres por el aire o muy cerca del agua o alguna roca. Eso le ha llevado algunos años, siete, aproximadamente, en los que ha logrado series diversas, como las publicadas en revista y diarios internacionales.

Algunas veces, esos “dibujos”, parecen ser el rastro de una danza, como en el caso de los estornios pintos o los flamencos delta del Ebro. Otras más, asemeja una escritura o el boceto de un dibujo que emplea el cielo como lienzo. Y todas ellas están en el trabajo de Xavi Bou, titulado Ornitografías.

Xavi Bou es un fotógrafo de Barcelona (España) que ha dedicado unos 15 años de su vida a ella, pero desde el ámbito comercial. Por ello su propuesta, como él mismo reconoce, contrasta con lo que había hecho casi por circunstancia y comodidad y que no le satisfacía mucho últimamente.

Y si bien la naturaleza le había interesado desde la niñez, no había explorado esa área, al menos no desde una cámara. “No hacía fotos de naturaleza porque era como dos cosas separadas, iba a la naturaleza con mis binoculares o sin nada, y luego tenía el trabajo de fotografía comercial, en posproducción”.

Xavi nació en un área cercana a Barcelona, en un lugar cercano a la naturaleza y en donde el trato constante con su abuelo (aficionado a los paseos por el Delta) le llevó a descubrir que habían muchas aves, cada una con un canto y vuelo propio. “Me despertó esa curiosidad y con los años ha ido creciendo. Es algo que siempre ha estado ahí, desde muy joven”.

En los últimos años, Bou tomó este interés como eje de un proyecto personal, en el que ligó sus conocimientos sobre la naturaleza y la sensibilidad artística desarrollada con la fotografía. Pero también se planteó el hacer una propuesta novedosa, que aportara al quehacer. “Que también haga pensar un poco a la gente”, subraya.

Fue así como, en un paseo, notó que no se había preguntado sobre el rastro de las aves por el aire. “Sería interesante hacerlo visible”, se dijo. Junto a esa reflexión vino una pregunta: ¿cómo?

La respuesta vendría con reflexiones sobre el cine, un arte vinculado con la fotografía y en el que se hacen más imágenes por segundo. También vendría con la renta de un equipo especial que le permitiera hacer el mayor número de imágenes según la duración que quisiera y la trayectoria definida por el ave.

“Lo que pretendo es que no veas el ave, que te quedes con la trayectoria, y para eso lo que tengo que hacer es muchas fotos por segundo porque así entre una imagen y la siguiente, se solapan. Entonces ya no ves el ave, lo que ves es la línea, una forma”, explica Xavi sobre esa solución y propuesta que por dos meses, a partir del 13 de septiembre, comparte en Oaxaca, en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB).

Desde el 13, Bou expone 24 fotografías en este recinto de la capital, al que fue invitado por propuesta del fallecido artista Francisco Toledo. Ornitografías trata de hacer visible el dibujo que dejarían las aves al volar si pudiéramos verlo, explica el autor que ha desarrollado este proyecto por unos siete años, pero del que ha mostrado lo hecho en los últimos cuatro. La mayoría de las fotografías fueron hechas en Cataluña, en España.
“Creo que el maestro Toledo vio mi trabajo en National Geographic”, explica Xavi.