Presentarán quinto libro de cuentos en zapoteco Sabinu
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Presentarán quinto libro de cuentos en zapoteco Sabinu

Forma parte de la serie de 10 ejemplares de cuentos, anécdotas, historias y leyendas del Alberto Reyna Figueroa para la preservación del Didxazaa

Presentarán quinto libro de cuentos en zapoteco Sabinu | El Imparcial de Oaxaca
dav

El domingo 18 de noviembre se contempla la presentación del libro Sabinu, el quinto de la serie de 10 ejemplares de cuentos, anécdotas, historias y leyendas que el Doctor Alberto Reyna Figueroa se propuso escribir para poner su “granito de arena” como se dice de manera coloquial, en la preservación del Didxazaa, lengua materna de los zapotecas.

En estos libros se estampan la recopilación de relatos, cuentos e historias de la cultura zapoteca, de la vida cotidiana y de personajes que durante mucho tiempo han estado en las narrativas de las familias.

El proyecto inició con la publicación del libro “Xcua’sa’’, con los primeros 33 cuentos en zapotecos y español, una obra literaria que el pasado 15 de octubre del 2016, Alberto Reyna Figueroa lanzó como parte de su proyecto.

Después llegó “Mbo’lo”, “Bitindi” y “Biúlu”, ejemplares que forman parte de los 350 relatos, recopilados de los dichos que circulan entre las poblaciones del Istmo, sobre todo de los cuidadnos de Juchitán, un pueblo rico en leyendas e historias antiguas.

“Lo presentaremos este domingo 18 de noviembre a las 10:00 de la mañana en las instalaciones del Colegio de Estudios Superiores y Especialidades del Estado de Oaxaca (CESEEO), ubicado en la calle 5 de mayo de Juchitán, en donde el periodista, poeta, escritor Gerardo Valdivieso Parada, tendrá a su cargo la presentación”, destacó.

Explicó que este es un “granito de arena”, “Un esfuerzo, no sé si grande, grande, pequeño o mediano, para que se sigan preservando algunas cosas que para nosotros los que nos reclamamos Binizaa’ (zapoteca), son importantes. Nuestras historias, nuestros dichos, nuestra máximas paradigmas que se registren gráficamente en un libro para que pasado algún tiempo alguien los lea y diga, acá todavía se usaban algunas expresiones que hoy ya se han perdido y entonces el libro es una recopilación de lo que circula por las venas de esta sociedad juchiteca”.

“Aquí vamos a encontrar historias que parece que le sucedieron a todo mundo, a cualquiera, quien no recuerda al viejito que se espera todas las tardes que venía de la milpa, porque nos regalaba un pedazo de sandía, melón, papaya, todo lo que tenía en su rancho y que compartía, lo regalaba ya demás contaba historias fantásticas, quien no recuerda al señor fortachón y afamado que iba a dejar a su hijo a la escuela y luego enfermo, ya no fue y la mamá le pregunta, oye hijo y cuando venias con tu padre que veías, veíamos a ese burro que estaba amarrado, mi papa decía que está enfermo; no el que está enfermo es tu papá, porque a él ya no le pasa eso”, comentó.

“O al señor que de mil maneras pretendía que su hijo sea un “Hombrón”, un hombre que conquiste muchas mujeres, pero le sale con muchas maneras delicadas y el insiste que no, hasta que decide aceptar la realidad, o el señor que llega a tener dinero gracias a su trabajo, pero su trabajo es estar en un olor maloliente de la curtiduría, olor que se impregna en su piel y lo acompaña a todas partes, aun y cuando este vestido de lo mejor”, agregó.

Indicó que el zapoteco es inigualable en la cuestión del manejo del idioma, “La lengua zapoteca tiene infinidad de texturas que te permiten ir conociendo lo que en otras lenguas no conocerías jamás”.

“El zapoteco es una lengua aglutinante, en lo que se necesitan tres o cuatro palabras en español para expresar algo, el zapoteco lo expresa en una sola y rápidamente te das cuenta, cuando dice, “sanibiré lii”, que es semejante a tu semejante, es una legua muy hermosa es aglutinante, pero además es metafórica, en el zapoteco lo que parece ser no es y lo que es, no parece que lo sea, cosa que no puedes con acierto no puedes utilizarlo en el español de la misma manera y en la traducción se pierde muchísima frescura”, aseguró.