Fotografías hurgan en la memoria del 68
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Arte y Cultura

Fotografías hurgan en la memoria del 68

Renata von Hanffstengel muestra imágenes de los acontecimientos previos al fatídico 2 de octubre

  • Fotografías hurgan  en la memoria del 68
  • Fotografías hurgan  en la memoria del 68
  • Fotografías hurgan  en la memoria del 68

El 2 de octubre de 1968, cuando miles de estudiantes se habían reunido en la Plaza de la Tres Culturas (en la unidad habitacional Tlatelolco, Ciudad de México), Renata von Hanffstengel se encontraba en Alemania. La fotógrafa, de madre mexicana y padre alemán, había participado en varias de las manifestaciones estudiantiles de ese año, pero faltó y se salvó de la masacre ocurrida en esa fecha, en la que alrededor de las 18:00 horas militares abrieron fuego contra los asistentes al mitin (estudiantes, madres, padres, obreros, profesionistas y vecinos del sitio).

Han pasado casi cinco décadas de la tragedia en la que se vio envuelta la comunidad estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), así como intelectuales y otros sectores de la población. El próximo 2 de octubre, se conmemorará el aniversario de la masacre que tuvo 20 muertos (saldo oficial), a 10 días de inaugurarse los Juegos Olímpicos en el país.

En la memoria de Renata no están los gritos de quienes corrían para resguardarse de la balas, tampoco las imágenes de los muertos que quedaban por las calles. Lo que sí guardan son las marchas previas, aquellas que fue a cubrir como fotógrafa. Ahora, una exposición que abrirá en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) recoge parte de esos momentos previos al 2 de octubre.

Será el próximo viernes 6 de julio, a las 19:00 horas, cuando se inaugure la muestra curada por Alejandro Castellanos, del programa Colección en Vivo. Bajo el nombre de Renata von Hanffstengel: Signos de la historia, se incluyen imágenes, libros, documentos y objetos personales de la autora.
La exposición es una de las tres que abre como parte del nuevo ciclo de exposiciones del CFMAB (recinto ubicado en Manuel Bravo 116, esquina con García Vigil, Centro Histórico de Oaxaca). Al igual que las otras series: La Raza: El movimiento chicano y la fotografía y Guchachi’ Reza: Imagen, política y lenguaje, es resultado del programa “Colección en Vivo”, y se presenta en un año en que se cumplen cinco décadas de 1968. También como una forma de reflexionar sobre los procesos que propició ese acontecimiento y otros movimientos surgidos en años posteriores.

A casi 50 años de la masacre de 1968, Renata aún se muestra incrédula por haberse salvado y que sus amigos también lo hayan hecho. Pero incluso si hubiera estado en medio de la masacre y hubiera sobrevivido, sabe que la impresión no se borraría de su mente ni de sus sueños.

“Estar en medio de balas, de gente cayendo, uno cree que ya le toca”, cuenta la autora del libro Tlatelolco, ocho años después (México, 1976), en el que reúne testimonios de algunos de los protagonistas del movimiento, además de firmar con otro nombre: Renata Sevilla.

Renata von Hanffstengel: Signos de la historia es una exposición que revisa la vida y obra de la autora, por lo que hay imágenes y un libro sobre el movimiento estudiantil de 1968, además de objetos personales que hablan de sus orígenes mexicano y alemán. También imágenes contenidas en otro libro de su autoría: Los árboles mueren de pie.

Otros temas que toca la exposición tienen que ver con el trabajo fotográfico de Renata, mientras fue agregada cultural en la Embajada de México en Berlín. Además de otros proyectos desarrollados en su faceta como fotógrafa.

La muestra abre este viernes, a las 19:00 horas; previo a ellas, a las 18:00, habrá una plática con la autora y el curador. Ambas actividades son de acceso libre y gratuito.

Luego de la muestra, que permanecerá hasta el 2 de septiembre próximo, las fotografías sobre el movimiento estudiantil quedarán en la Colección Toledo, gracias a la donación de la autora.