Videojuegos violentos atentan contra ‘la dignidad humana’, afirma IFT | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Tecnología

Videojuegos violentos atentan contra ‘la dignidad humana’, afirma IFT

Los videojuegos violentos atentan contra “la dignidad humana”, dice un análisis del IFT sobre consumo tecnológico de niños en México


Videojuegos violentos atentan contra ‘la dignidad humana’, afirma IFT | El Imparcial de Oaxaca
Imagen: Internet

El Instituto Federal de Telecomunicaciones liberó un estudio con conclusiones tajantes sobre cómo el consumo tecnológico afecta a niñas y niños. En el reporte se dice que los videojuegos violentos “atentan contra valores humanitarios como respeto a la vida y a la dignidad humana”.

Otro apartado incluso asegura que el consumo “desmedido de contenidos virtuales” genera personalidades retraídas, agresivas e intolerantes, y que las redes sociales pueden trastocar “procesos de neurodesarrollo fundamentales”.

Sobre los videojuegos, a la letra, el texto dice lo siguiente:

Los videojuegos también representan un gran riesgo por sus contenidos violentos (en muchos de ellos se juega con asesinatos), ya que refuerzan conductas agresivas aprendidas en los hogares o el entorno social que rodea a los niñas, niños y adolescentes; dichos contenidos atentan contra valores humanitarios como respeto a la vida y la dignidad humana.

La influencia de los youtubers, según el IFT

Sobre el consumo de plataformas de streaming, el reporte dice que su consumo “implica un sometimiento a fuentes de estímulo y satisfacción inmediata, lo que afecta el desarrollo de su capacidad de demora para satisfacer necesidades”. El IFT asegura haber consultado a especialistas, tanto psicólogos como pedíatras que aseguran que la exposición a contenidos en streaming ocasiona una “sobreestimación de la dopamina”. De nuevo, según el reporte, la sobreestimulación explica cuadros de hiperactividad e irascibilidad.

No todas las conclusiones del reporte son tan tajantes. El estudio también dice que los influencers o youtubers son modelos de gran influencia en niños y adolescentes de 5 y 14 años y que pueden ser nocivos “si basan sus contenidos en acciones absurdas o peligrosas”, y ejemplifica con retos que pongan en riesgo la integridad del espectador. A decir del estudio, el poder de influencia complica a niñas, niños y adolescentes diferenciar “lo que sí es ‘su mundo’ y que no lo es”.

Ser youtuber se ha vuelto una aspiración, porque se sobre valora la popularidad y saben que se generan recursos económicos con los patrocinios que se logran con la cantidad de seguidores. Han cambiado los modelos de identificación de los niñas, niños y adolescentes, ya no son los padres o los hermanos mayores, ahora son los Youtubers porque ilustran su vida cotidiana y les imponen modelos de referencia.

El reporte de 154 páginas es tan amplio que incluso tiene críticas a estructuras jerárquicas en las familias, y asegura que padres y madres cada vez son más abiertos para hablar de cualquier tema, aunque eso se traduce “en una flexibilidad que no instaura un liderazgo claro, lo que suele devaluar la autoridad de los adultos y empoderar a los hijo.

Los beneficios

El texto sí reconoce beneficios percibidos gracias a la tecnología, y entre ellos se enlista que los participantes de las entrevistas que se hicieron mejoraron su aprendizaje y hasta lenguaje y motricidad. Niñas y niños además adquieren habilidades tecnológicas que “favorece sus actividades académicas y propicia el aprendizaje autodidacta”. Gracias a las mejoradas habilidades motrices y cognitivas también puede haber varias tareas de forma simultánea.

Debido incluso al acercamiento con tecnología de consumo niñas y niños observados en el estudio tienen valores más éticos en torno a conceptos como la sustentabilidad. Incluso “con menos dogmáticos y más alejados de doctrinas estrictas; son más difíciles de cooptar políticamente. Tienen la idea de ser “una persona del mundo”; de un mundo más colaborativo y competitivo”, dice el texto.


 

Relacionadas: