Del Santo a Místico: los cinco enmascarados históricos de la lucha libre en México - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Del Santo a Místico: los cinco enmascarados históricos de la lucha libre en México

El pancracio mexicano se ha nutrido de grandes hazañas protagonizadas por luchadores que se han convertido en leyendas por su conexión con el público de las arenas más importantes


Del Santo a Místico: los cinco enmascarados históricos de la lucha libre en México | El Imparcial de Oaxaca
El 21 de septiembre es el Día Nacional de la Lucha Libre en México (Foto: Cuartoscuro)

Si bien la lucha libre ha tenido presencia en el país por más de cien años, desde el 21 de septiembre de 2019 se celebra el Día Nacional de la Lucha Libre y del Luchador Profesional en México. El decreto fue reflejo de la consideración de la disciplina como Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, aunque también es una fecha para honrar a los personajes que han dado vida a leyendas en el pancracio.

Desde la fundación de la Empresa Mexicana de Lucha Libre en 1933, que posteriormente se convirtió en el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL), centenas de atletas del Deporte Espectáculo desfilaron por la pasarela y cuadrilátero de recintos como la Arena Coliseo y la Arena México de la capital. Sin embargo, solamente un puñado ha logrado destacar y trascender más allá del retiro e, incluso, más allá de la muerte.

Mil Máscaras

Mil Máscaras es uno de los luchadores de mayor trascendencia en el pancracio mexicano (Foto: Cuartoscuro)

Aunque El Santo y Blue Demon acapararon los reflectores del cine mexicano, cuando los dos luchadores se vieron imposibilitados de participar en una producción de Enrique Vergara abrieron paso a un nuevo enmascarado. A pesar de su poca trayectoria en el pancracio, Mil Máscaras realizó su debut en la pantalla grande en la década de los 60 y desde entonces forjó su leyenda en México, así como Asia y Europa. Nunca perdió su peculiar careta y no fue sino hasta un filme donde Aarón Rodríguez Arellano dio a conocer su verdadera identidad.

Atlantis

Atlantis es uno de los personajes preferidos por la infancia mexicana (Foto: Facebook/Atlantis CMLL)

Originario de Tepatitlán, Jalisco, Atlantis se dio a conocer entre la afición como el enmascarado más querido por la infancia mexicana gracias a su carisma. Debutó en junio de 1983, es autor de la llave de lucha libre conocida como Atlántida y poseedor de más de una decena de máscaras gracias a su capacidad técnica, así como de diversos títulos mundiales.

Místico

Místico revitalizó las funciones de la Arena México con su espectáculo (Foto: Cuartoscuro)

Oriundo del barrio bravo de Tepito, el auténtico poseedor de la máscara de Místico se catapultó entre el gusto de la afición gracias a su peculiar estilo, el cual revolucionó la lucha libre mexicana, así como su carisma. Antes de partir a la WWE en los Estados Unidos, con la identidad de Sin Cara, portó la peculiar máscara de plata con rayos dorados, misma que se convirtió en un símbolo. En su regreso a México, su identidad ya había sido ocupada por otro atleta y adoptó el nombre de Carístico, aunque pudo recuperarla posteriormente.

Blue Demon

Blue Demon es el rudo más reconocido (Foto: Cuartoscuro)

Uno de los más míticos rudos del pancracio mexicano es el Demonio Azul. Blue Demon estuvo activo a lo largo del Siglo XX, ganó diversos cinturones, máscaras y, gracias a su amplia popularidad, el papel protagónico en historietas, series de televisión y de hasta 27 producciones de la pantalla grande. El 16 de diciembre de 2000, Alejandro Muñoz, el hombre detrás de la máscara azul, murió después de padecer un infarto al norte de la Ciudad de México.

El Santo

El Santo es uno de los íconos más reconocidos de la lucha libre mexicana (Foto: Gettyimages)

El Enmascarado de Plata es, quizás, el más popular y querido en la historia de la lucha libre mexicana. Encarnó los valores y cánones del bando de los técnicos y pudo conservar su máscara hasta el final de su carrera. A lo largo de su trayectoria, Rodolfo Guzmán Huerta ganó diversos campeonatos, máscaras y cabelleras, aunque también fue protagonista de casi tres decenas de películas, motivo que le permitió el reconocimiento en todo el mundo.

Rey Mysterio Jr.

Rey Mysterio ha brillado en las arenas más importantes de los Estados Unidos (Foto: twitter/@reymysterio)

Si bien no consolidó su carrera en México, a lo largo de su trayectoria en la WWE de los Estados Unidos ha enarbolado la bandera tricolor. Su agilidad y capacidad para realizar acrobacias lo ha hecho destacar de entre todos los luchadores del circuito estadounidense, aunque también se convirtió en una de las garantías de espectáculo más confiables de su empresa. Óscar Gutiérrez es uno de los mejores luchadores contemporáneos a pesar de sus 47 años de edad.


 

Relacionadas: