Deporte en apoyo a Salvador | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Súper Deportivo

Deporte en apoyo a Salvador

En 1984 llegó a Oaxaca para enseñar Judo, deporte hasta antes poco conocido en el estado


Deporte en apoyo a Salvador | El Imparcial de Oaxaca

Hace 37 años llegó a Oaxaca Salvador Hernández Castellanos por gestión de Gerardo Robles Gris para promover un deporte nuevo en la entidad, el Judo, hoy el pionero de este deporte libra una fuerte batalla para recuperar su salud.

Al respecto, su hija Carmen Hernández Cruz declaró que hace unas semanas le detectaron cáncer de vejiga al profesor Hernández Castellanos, “lamentablemente la enfermedad ha avanzado rápidamente”, dijo.

Indicó que al no tener servicio de seguridad social, se ha complicado sobre todo en el aspecto económico, por lo que familiares  amigos han buscado la manera de apoyarlos, para ello, el próximo domingo en las instalaciones del hotel Casa Mi Casa de la avenida Independencia se realizará el Torneo Con Causa.

Certamen que es organizado por la familia del profesor Alejandro Huerta, indicaron que se llevarán a cabo una serie de combates entre los integran ese club, para ello, se cobrará el acceso, lo recaudado será entregado a la familia del profesor Salvador Hernández.

Por su parte también el profesor Antonio Ramírez, efectuará el Taller de Prevención de Entorno y Defensa Personal Urbana para Mujeres, que se realizará el 3 de julio próximo, donde buscará generar recursos “la verdad esperamos el apoyo de todos, sabemos que es complicado pero es una buena causa” dijo.

Hernández Cruz dijo que fue en 1984 cuando llegó a Oaxaca Salvador Hernández Castellanos, “nos dice mi papá, que esto fue por gestiones de Gerardo Robles Gris ante la Federación Mexicana de Judo, gracias a ello, comenzó la práctica de este arte marcial japonés en la entidad y con ello se comenzó a forjar una excelente camada de judokas locales, desde luego que había venido antes y eso influyó para solicitar que regresará”.

Hernández Castellanos en el año de 1967 había ingresado a la Armada de México, en la sede de Tuxpan, Veracruz, fue en ese lugar donde aprendió Judo, Karate y Tae Kwon Do, como parte del equipo de asalto y defensa personal de esa área marítima de las Fuerzas Armadas de México.

Ahí estuvo durante cinco años, al término del periodo solicitó su baja, según recuerda por no estar de acuerdo en su traslado al Astillero de Marina del Puerto de Salina Cruz, Oaxaca.

Es así como regresó a la capital del país donde comenzó a dar clases a un grupo de niños y jóvenes en las diferentes disciplinas de artes marciales que había aprendido.

Para ello, Hernández Castellanos era afiliado a la Federación Mexicana de Judo, por lo que fue invitado para venir a Oaxaca y dirigir el primer Dojo (escuela) de Judo, la cual se abrió en 1984 sobre la calle de Belisario Domínguez en la colonia Reforma de esta ciudad, en un edificio en el que en la planta baja impartía clases de karate el profesor José Luis Amaya, y en la planta alta dio clases de judo el entrenador Salvador Hernández.

Fue así como arrancó en Oaxaca la creación de una buena camada de deportistas, fue luego de tres años intensos entrenamientos, que Oaxaca tuvo su primer equipo de judo para competencias.

Los primeros en coronarse como campeones nacionales para Oaxaca fueron Iker Velasco y Agustín Pérez, con el tiempo se sumaron a este selecto grupo Rafael Antonio, Lenin Velasco, Luisita Tobías, Romeo Martínez, Andrés Enríquez, Fabiola Baltazar, sus hijos Salvador y Carmen Hernández Cruz, y Constantino Avendaño.

A lo largo de todo este tiempo como entrenador de judo en Oaxaca, el profesor Salvador Hernández formó a seis cintas negras sho dan (primer dan) y cuatro cintas negras ni dan (segundo dan).

El pionero de este deporte en la entidad además fue Premio Estatal del Deporte en el año 2001.