Hechos que probablemente no sabías acerca de tu sistema inmune | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Salud

Hechos que probablemente no sabías acerca de tu sistema inmune


Hechos que probablemente no sabías acerca de tu sistema inmune | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Como seres humanos, muchas veces no entendemos la importancia que tiene el sistema inmunológico para que este se mantenga sano. No hacemos nada porque este se mantenga siempre óptimo y dejamos que se defienda como mejor pueda. Si conocieras la verdad acerca de tu sistema inmune, le darías todo el crédito que merece. Muchas veces esperamos a que estemos postrados en una cama enfermos o sintiéndonos verdaderamente mal, para saber lo importante que es el sistema inmune en nuestro organismo.

Por esta razón, es muy importante cuidar tu sistema inmunológico todos los días, incluso cuando te sientas perfectamente sano; después de todo, tienes que agradecerle por sentirte así al sistema inmunológico, que sirve como armadura del cuerpo contra bacterias dañinas, virus y más, es mucho más elaborado y extraño de lo que piensas. Por eso en comofuncionaque.com te vamos a hablar más profundamente de lo que este hace por ti.

Uno de los primeros hechos importantes que debes conocer acerca de tu sistema inmunológico es que este se compone de dos subsistemas. El primero de ellos es el innato, que es el que se encarga de proporcionar una defensa general, principalmente contra las infecciones bacterianas. Y el sistema inmunológico adaptativo, que es el que contiene anticuerpos, que se dirigen a patógenos específicos con los que ha estado en contacto antes.

Además, este contiene filtros que combaten los gérmenes llamados ganglios linfáticos. Los ganglios linfáticos, sirven como filtro para los gérmenes, se encuentran en todo el cuerpo, incluso detrás de las rodillas. Los ganglios linfáticos contienen glóbulos blancos, especialmente linfocitos, que ayudan a combatir y rastrear qué gérmenes entran y salen del cuerpo para poder combatirlos con mayor fuerza y así ayudarte a que siempre estés sano.

Es importante destacar, que el sistema inmunológico está realmente en tu intestino. Puedes asociar exclusivamente tu intestino con el sistema digestivo, pero el microbioma intestinal que ayuda a descomponer los nutrientes en tu cuerpo también apoya la función inmunológica. Ahora, ¿qué parte de tu sistema inmunológico es tu intestino? Casi el 70 por ciento para ser exactos. Tu intestino puede verse afectado por muchas cosas, incluido el estrés, que posteriormente puede afectar tu sistema inmunológico. Puedes ayudar a mantener el microbioma intestinal al incluir alimentos que contengan probióticos, como yogur o kombucha, en tu dieta.

Nunca actúes en la regla de los cinco segundos. La regla de los cinco segundos, es decir, que puedes comer algo que se haya caído al suelo siempre que lo recojas en cinco segundos, es un mito, ya que las bacterias pueden subirse a la comida al instante. Los pisos secos que se ven limpios aún pueden tener bacterias. Cuando recoges comida del piso y la introduces en tu boca, puedes hacer que bacterias malas entren a tu organismo alterando el sistema inmunológico y dañando todo el ecosistema que hay dentro.

Las alergias provienen de tu sistema inmunológico. Las reacciones alérgicas ocurren cuando tu sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a algo normal y totalmente inofensivo, como un maní o mariscos, y lo trata como dañino. El sistema inmunológico produce anticuerpos que activan las células alérgicas y liberan histamina al torrente sanguíneo. Esto es lo que hace que tengas esos síntomas de alergia que se pueden ver reflejados desde estornudos y picazón en la garganta hasta más graves, como hinchazón de la garganta, según a qué estuvo expuesto.

Es importante destacar, que el ejercicio ayuda a mejorar tu sistema inmunológico. En una revisión científica realizada por la revista estadounidense  Frontiers in Immunology o fronteras de la inmunidad, se analizó un estudio de investigación clave y se encontró que hacer ejercicio puede beneficiar la salud inmunológica. Entre sus hallazgos, los investigadores señalaron que el ejercicio regular puede mejorar la competencia inmunológica a lo largo de la vida.

Con cada uno de estos hechos, es necesario que hagamos algo para cuidar nuestro sistema inmune. Debemos tener en cuenta que este es el que nos defiende de todas las enfermedades que puede producir el cuerpo. El comer sano e ingerir alimentos probióticos, nos ayuda a que este se fortalezca cada día y así nos ayude silenciosamente a combatir enfermedades que muchas veces ni conocemos.

Conocer a fondo la importancia que tiene el sistema inmunológico, nos hace tener mucha más conciencia de cómo debemos cuidarlo para que este pueda hacer todos los días su trabajo de manera efectiva.