Libre por buen comportamiento, autor de mortal choque en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Libre por buen comportamiento, autor de mortal choque en Oaxaca

El protagonista de un aparatoso accidente ocurrido en el año 2011, en el centro de esta ciudad, en el cual dos personas fallecieron, cumple con su sentencia

Libre por buen comportamiento, autor de mortal choque en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Caleb Adolfo, quien fue sentenciado por el Juez Tercero de lo Penal a 13 años, siete meses y 15 días en prisión al ser responsable del delito de homicidio culposo por tránsito de vehículo en agravio de Luis Eduardo y de un taxista del sitio 5 de Febrero, obtuvo su libertad por su buen comportamiento y por una serie de requerimientos que cumplía para alcanzar el beneficio.

Trascendió que Caleb Adolfo estuvo preso en la Penitenciaría Central del Estado casi seis años.

Se estableció que el indiciado, primero promovió un incidente para alcanzar la reducción de la pena, es por ello que el Juez de Ejecuciones se la concedió y redujo su pena a 10 años 9 meses y 13 días.

Posteriormente volvió a promover un incidente no identificado de remisión, por lo que al entrar en estudio y de acuerdo al artículo 18 de la Constitución Mexicana en el que establezca que: “sólo por delito que merezca pena privativa de libertad, habrá lugar a prisión preventiva. El sitio de esta será distinto al que se destinare para la extinción de penas y estarán completamente separados”.
Así como al artículo 93 de la Ley de Ejecución de Sanciones Privativas y Medidas Restrictivas de Libertad para el estado de Oaxaca, el cual, se refiere a la Libertad Preparatoria, en el que se dice que: “se concederá libertad preparatoria al condenado que hubiere cumplido las tres quintas partes de su condena si se trata de delitos intencionales o la mistad de la misma en caso de delitos imprudenciales, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos, como lo son que haya observado buena conducta durante la ejecución de su sentencia, que el examen de su personalidad haga presumir que está reformado y socialmente readaptado.

Así como: “haya reparado o se obligue formalmente a reparar el daño causado” y que no se haya cometido un delito grave, como lo es el lenocinio, la privación ilegal de la libertad en su modalidad de plagio o secuestro, entre otros”.

Al cumplir con estos requerimientos, Caleb Adolfo logró su libertad preparatoria, sin embargo, estará sujeto al Juez de Ejecuciones, por lo que tendrá visitas mensuales a dicho juzgado.

Caleb Adolfo fue detenido y puesto a disposición del Ministerio Público el 5 de agosto de 2011, compurgando la pena de 13 años, siete meses y 15 días en prisión.

La acusación

Según el expediente penal 86/2016, el accidente ocurrió el 5 de agosto de 2011, a las 6:20 horas, en la esquina que forman las calles Murguía y avenida Juárez.

Constancias refieren que Caleb Adolfo conducía en segundo periodo de ebriedad una camioneta Chevrolet, Silverado, luego de haber salido de un antro de vicio. Al circular en avenida Símbolos Patrios casi esquina con Eulalio Gutiérrez, se impactó en la parte posterior de un taxi del sitio Libertad, marcado con el número económico 827.

El ruletero, José Luis solicitó el apoyo de sus compañeros, es por ello que al menos 30 taxistas comenzaron la persecución del ebrio conductor.

Fue sobre avenida Juárez cuando Caleb Adolfo condujo en sentido contrario a exceso de velocidad, lo que provocó que chocara contra una camioneta Volkswagen, tipo Combi, color azul con placa de circulación del estado de Puebla, conducido por Carlos Escobar Blas, de 28 años.

En su loca carrera, Caleb Adolfo, tras chocar su auto frontalmente, prácticamente montó su carro sobre un taxi del sitio 5 de Febrero, marcado con el número económico 803, el cual quedó destrozado.

Al interior del taxi quedaron muertos, entre los fierros retorcidos, el ruletero, Hugo César, de 34 años, con domicilio en San Martín Mexicápam; así como el pasajero, el profesor Luis Eduardo, de 61 años, con domicilio en el centro de la ciudad, quien fuera subdirector del Consejo Técnico del IEEPO.

Debido a ello Caleb Adolfo, con domicilio en la colonia Reforma, fue detenido y puesto a disposición del agente del Ministerio Público.

Posteriormente fue interno en el penal de Santa María Ixcotel y puesto a disposición del Juez Sexto de lo Penal por el delito de homicidio culposo.

Trascendió que el Juez Sexto de lo Penal, ya había sentenciado -bajo el expediente penal 130/2011- a Verdugo Mattern a 13 años, siete meses y 15 días en prisión por los delitos de homicidio culposo por tránsito de vehículo, pero magistrados del Tribunal Superior de Justicia del Estado ordenaron la reposición del procedimiento debido a que durante el proceso se omitieron algunas pruebas de descargo.

Tras la desaparición del Juzgado Sexto de lo Penal -debido al nuevo sistema de justicia-, se radicó el expediente en el Juzgado Tercero Penal, lugar donde se llevaron a cabo algunas diligencias, por lo que fue sentenciado a la misma penalidad, así como al pago de la reparación del daño.

 

Relacionadas: