Le dan 20 años de prisión por asesinar a su padre con un hacha | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Le dan 20 años de prisión por asesinar a su padre con un hacha

Le dan 20 años de cárcel en procedimiento abreviado, luego de que admitió que asesinó a su papá con un hacha, en La P, Ejutla de Crespo


Le dan 20 años de prisión por asesinar a su padre con un hacha | El Imparcial de Oaxaca

Mediante el proceso abreviado, el campesino Abel fue sentenciado a 20 años de prisión por haber dado muerte con un hacha a su padre en La P, Ejutla de Crespo.

La lectura de sentencia se desarrolló ayer en los Juzgados de Control de Circuito Valles Centrales, con sede en Tanivetl, Tlacolula.

Abel fue declarado culpable y condenado por el delito de parricidio en agravio de Juan, cometido el pasado 26 de mayo en esta comunidad de Valles Centrales.

De acuerdo con la resolución emitida, le restarán a la sentencia seis meses y un día, tiempo que Abel lleva en prisión preventiva oficiosa, pues fue detenido el mismo día de la agresión.

Abel fue vinculado a proceso el pasado 2 de junio, en audiencia celebrada en la sala A de Ciudad Judicial en Reyes Mantecón. Durante esta audiencia, Abel se reservó su derecho a declarar y su abogado defensor no aportó prueba alguna, por lo cual el juez de control, luego de analizar las constancias que existen en la carpeta de investigación, decidió vincularlo a proceso por el delito de parricidio, concediendo cuatro meses para el cierre de la investigación.

Al sentenciado le restaron el tiempo que lleva preso.

En el expediente penal 314/2017 del juzgado de Ejutla, se cita que el parricidio se cometió la madrugada del viernes 26 de mayo del 2017, en el domicilio de la víctima identificada como Juan, de 75 años de edad, ubicado en el centro de la citada comunidad.

De acuerdo con los primeros testimonios, Juan se encontraba durmiendo, cuando Abel llegó.

Con los ojos dilatados y un fuerte olor a alcohol, Abel ingresó a la habitación y sin más palabras que “ya te llevó el diablo cabrón”, se abalanzó contra el hombre que le dio la vida, para darle muerte con un hacha.

Muy asustada, Victoria, esposa de Juan comenzó a gritar, alertando a los vecinos, quienes a su vez pidieron ayuda de la Policía Municipal y Estatal.

Junto con los uniformados llegó personal de primeros auxilios, quienes intentaron reanimar a la víctima, sin embargo en el trayecto al hospital falleció.

Los policías procedieron al arresto de Abel, a quien llevaron a Ejutla de Crespo para ser valorado y turnado ante el fiscal.

Por su parte, los agentes estatales de investigaciones llegaron a la vivienda donde procedieron a realizar las diligencias y embalar los indicios. Un perito médico emitió en su dictamen que el hombre sufrió diversas lesiones, así como cortaduras en el brazo izquierdo.

Una vez que se realizó la audiencia intermedia, el imputado pidió la oportunidad de un procedimiento abreviado; es decir, aceptar su responsabilidad y así evitar un juicio más largo y desgastante.

Al admitir su culpa y decirse arrepentido, el juez determinó dictarle 20 años de prisión, por lo que a partir de ahora, el imputado inició el proceso de reinserción social al responsabilizarse de sus actos y por esta razón recibió una pena menor a la que corresponde de acuerdo a la ley.

Sustento legal

Se le llama parricidio al homicidio del padre, la madre o cualquier otro ascendiente consanguíneo y en línea recta, sean legítimos o naturales, sabiendo el infractor este parentesco.
Para que el proceso abreviado pueda solicitarse, el inculpado debe admitir la responsabilidad del delito que se le acusa, estar de acuerdo en ser juzgado conforme los datos recabados durante la investigación y renuncia al juicio oral y además que no haya oposición de la víctima y se garantice la reparación del daño.

Sustento psiquiátrico

El parricida psicótico tiene un historial de enfermedad psicótica crónica, delirios con relación a la víctima, una relación de dependencia (usualmente por la enfermedad) con la víctima.
El parricida reactivo no es psicótico. Su asesinato es la respuesta a una grave disfunción familiar. Tiene una relación de hostilidad-dependencia con la víctima.


 

Relacionadas: