Cita con la muerte: ¡Sangrienta Balacera! (VIDEO) | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Cita con la muerte: ¡Sangrienta Balacera! (VIDEO)

El presunto agresor en la puerta amenazó a los cadeneros y meseros y les dijo que se la iban a pagar, ya que no sabían con quién se metían


  • Cita con la muerte: ¡Sangrienta Balacera! (VIDEO)
  • Cita con la muerte: ¡Sangrienta Balacera! (VIDEO)
  • Cita con la muerte: ¡Sangrienta Balacera! (VIDEO)

 

Una joven muerta, un mesero herido y una mujer con crisis nerviosa resultaron de una tremenda balacera suscitada durante la madruga de este domingo en el bar El Hábito, ubicado en la calle de Allende, frente a Santo Domingo, en pleno Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

LOS HECHOS

Ayer, alrededor de las 3:00 horas, en el citado bar, según los primeros informes policiacos y versiones de testigos en el lugar, arribó un sujeto, acompañado de otros dos en estado de ebriedad, el cual quería entrar con una navaja pero no se lo permitieron, así que la dejó en la recepción, ya en el interior empezó a discutir con un mesero pero lograron calmarlo, más tarde tuvo un altercado con un cliente, quien se fue a quejar con un mesero y éste al ver que el sujeto ya había ocasionado varios problemas, le dijo que por favor se retirara junto con sus acompañantes, pero no hacían caso, así que apoyados de elementos de seguridad del bar los sacaron.

El presunto agresor en la puerta amenazó a los cadeneros y meseros y les dijo que se la iban a pagar, ya que no sabían con quién se metían, y se retiró, pero a los pocos minutos uno de sus acompañantes entró corriendo al bar y a los presentes les dijo, “ahí viene mi jefe, ahora si vas a saber quién es, hijos de su put… madr…”, enseguida el supuesto agresor entró con una pistola e hizo tres disparos, por lo que los cadeneros y meseros se metieron corriendo al fondo del inmueble, luego el sujeto se introdujo a la pista del lugar y continuó disparando hasta acabarse su cargador y salió corriendo con sus cómplices, huyendo del lugar hacia la calle García Vigil.

Mientras que, en el interior del bar una de la balas hizo blanco en una joven de nombre Yazmín C., de 25 años de edad, la bala le penetró en la parte baja de la espalda, lado derecho, y salió por el frente del lado izquierdo, dañándole órganos vitales.

En el lugar también resultó lesionado de bala en el brazo izquierdo un mesero y una mujer tuvo crisis nerviosa.

Tras la balacera, quienes se encontraban en interior del antro salieron corriendo despavoridos.

A los pocos minutos, al lugar arribaron paramédicos de la Cruz Roja Mexicana, quienes de inmediato trataron de atender a la joven malherida, pero desafortunadamente sólo confirmaron su muerte, dada la gravedad de la lesión pereció.

También en el lugar fueron atendidos el mesero herido llamado Esaú P., de 28 años y la mujer espantada de nombre Julia F., de 30 años.

Luego de confirmarse el deceso de la joven, elementos de la Policía Municipal acordonaron el área y dieron aviso a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), del Grupo de Feminicidios, quienes iniciaron con las diligencias en el lugar del crimen, entre ellas levantar los indicios balísticos y el cuerpo de la joven fallecida, para trasladarlo al anfiteatro y realizarle la necropsia de ley, así determinar oficialmente las causas de la muerte.

LA MUERTE LA ESPERABA

De acuerdo a las investigaciones previas, Víctor Manuel V. R., de 25 años de edad, horas antes se presentó a la casa de su novia Jazmín para solicitarles permiso a sus padres y asistir a bailar a un bar del centro de la ciudad, los cuales accedieron, sin pesar que su hija tenía un cita con la muerte.

Horas más tarde, fueron informados del fatal suceso y no podían dar crédito a lo sucedido.

Por el caso, se inició una carpeta de investigación por el delito de homicidio, en contra de quien o quienes resulten responsables.

Se espera que en las próximas horas la AEI pueda identificar al presunto asesino, dar con su paradero y detenerlo, ya que en el bar, y negocios aledaños, hay cámaras de seguridad que pueden permitir dar con la identidad del sujeto. Hasta el momento se sabe que el presunto criminal tiene tatuados ambos brazos y el arma que utilizó fue calibre 9 milímetros.

Este suceso pone en tela de juicio la seguridad que se vive en la ciudad, en donde la violencia y la delincuencia se han apoderado de la zona del Centro Histórico.