Presunto homicida calla ante el Juez | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Presunto homicida calla ante el Juez

Habría matado a ex edil y a dos miembros de su familia; los hechos fueron en 2010


Presunto homicida calla ante el Juez | El Imparcial de Oaxaca

Ponciano M.G. fue presentado ante el Juez Mixto de Primera Instancia de Zimatlán de Álvarez, en donde al escuchar las acusaciones en su contra, como presunto responsable de darle muerte al ex presidente municipal de Santa Cruz Mixtepec Javier G. L. y a su esposa e hijo, negó los cargos y dijo que se reservaba sus derechos, los cuales haría valer por escrito a través de su abogado defensor. Además solicitó ante el Juez ampliar su término constitucional por tras 72 horas.

EL CASO

En el expediente penal 09/2019 que obra en poder del Juez consta que el día 20 de julio de 2010, a unos 50 metros del palacio municipal del citado municipio, el ex edil Javier, de 50 años, circulaba a bordo de una camioneta Chevrolet, tipo Silverado de color verde, con placas de circulación RV-46096 del estado, quien iba en compañía de su esposa Aida P. A., y de su hijo Erick Marcelo a su domicilio.

Pero cuando circulaban sobre la calle Aldama, entre la calle de Independencia y Benito Juárez, fue interceptado por tres sujetos que se encontraban en un automóvil Nissan de color gris, los cuales los atacaron a balazos y le dieron muerte a los tres integrantes de la familia.

Ante los hechos, a la zona se movilizaron los cuerpos de emergencias, pero ya nada pudieron hacer para salvarles la vida a las víctimas, debido a la gravedad de las lesiones que sufrieron al recibir varios disparos de arma de fuego calibre 7.62, de las armas AK-47 conocidos como “cuernos de chivo”, en el lugar fueron localizados más de 50 casquillos, en tanto la unidad de motor presentaba, al menos, 23 impactos.

Tras el levantamiento de los cuerpos fueron identificados legalmente por Pedro G. P., quien declaró ante el agente del Ministerio Público para reclamar los cadáveres de sus padres, Javier y Aída, así como el de su hermano, Erick Marcelo e indicó que regresaban de la ciudad capital, a donde acudieron a realizar algunas compras.

A 11 años del cobarde crimen, la Agencia Estatal de Investigaciones logró dar con el paradero de uno de los presuntos homicidas y tras darle cumplimento a la orden de aprehensión en su contra, se espera que en los próximos días sean detenidos los demás cómplices.