Reportan asesinados, desaparecidos y casas quemadas tras ataque en Atatlahuca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Reportan asesinados, desaparecidos y casas quemadas tras ataque en Atatlahuca

La versión del representante del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi) contradice la de las autoridades


Reportan asesinados, desaparecidos y casas quemadas tras ataque en Atatlahuca | El Imparcial de Oaxaca

Varias familias desplazadas, cuatro personas desaparecidas, una asesinada y 120 casas quemadas, fue el saldo de dos ataques armados que se registraron en las comunidades de Mier y Terán, Guerrero Grande y Ndoyonoyuji, pertenecientes al municipio de San Esteban Atatlahuca, afirmó Maurilio Santiago Reyes, representante del Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas (Cedhapi) en conferencia de prensa.

Actualmente, en la comunidad de Mier y Terán se encuentran aproximadamente 100 personas, entre mujeres, ancianas, niñas y niños que carecen de alimentos y ropa extra, ya que solo portan con las que salieron de sus viviendas al ser desalojados. En Guerrero Grande se encuentra otro refugió en las pocas viviendas que no fueron quemadas.

Se localizaron también casquillos percutidos de diversos calibres en los alrededores de Guerrero Grande, precisó.

Por esos hechos violentos, continúan desaparecidos Mayolo Quiroz Barrios, Miguel Bautista Avendaño, Marcos Quiroz Riaño y Donato Bautista Avendaño todos de la comunidad de Guerrero Grande.

Días después de los ataques armados fue localizado el cadáver del señor Isidoro Hernández, de 49 años de edad, quien tenía impactos de bala.

Reportaron también daños en su totalidad a 6 vehículos, los cuales cuentan con impactos de arma de fuego y fueron incendiados.

Hubo saqueo también en la tienda Diconsa, ubicada en Guerrero Grande, que surte de productos de la canasta básica a la población.  

Familiares de los desaparecidos, señalan al edil de Atatlahuca, Rogelio Bautista Barrios, de ser responsable de la violencia en la zona.

El municipio de San Esteban Atatlahuca está integrado por 36 comunidades, al norte Colinda con el municipio de Tlaxiaco, en el sur con Santa Catarina Yosonotu, en el este con el municipio de San Miguel el Grande y el oeste con Santiago Nuyoo y Santo Tomás Ocotepec.

Las comunidades de Mier y Terán, Guerrero Grande, y Ndoyonoyuji comunidades indígenas mixtecas que pertenecen al municipio de San Esteban Atatlahuca y que son las más grandes de dicho municipio. Estas comunidades ancestralmente han defendido sus bosques de diversas empresas madereras de la región. Y se dedican a la agricultura como fuente de ingreso siembran, cosechan y vende orégano, jitomate y otros productos.

LLEGA AYUDA ALIMENTARIA

En un comunicado, anoche Gobierno del Estado dio a conocer que, derivado de los hechos ocurridos con violencia el pasado 21 de octubre en la agencia Ndoyonoyuji, y el 23 de octubre en las agencias Mier y Terán y Guerrero Grande, pertenecientes al municipio de San Esteban Atatlahuca, a través de la Secretaría General de Gobierno (Segego) ingresó a la zona de conflicto el pasado 24 de octubre como parte de un operativo de seguridad permanente y para realizar las investigaciones pertinentes.

Lo anterior se llevó a cabo junto con la delegación en Oaxaca de la Secretaría de Gobernación (Segob), la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), la Guardia Nacional, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Fiscalía General del Estado de Oaxaca(FGEO) y la Defensoria de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Asimismo, precisa que con el objetivo de dar puntual atención a las familias que fueron víctimas de un desplazamiento forzado interno en las agencias de San Esteban Atatlahuca, el gobernador Alejandro Murat Hinojosa instruyó al titular de la Segego, Francisco Javier García López, coordinar la entrega de ayuda alimentaria, víveres y artículos de primera necesidad a las familias que se trasladaron a las instalaciones del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) en el municipio de Tlaxiaco y a las que permanecen en Ndoyonoyuji, Mier y Terán y Guerrero Grande.

La Segego coordinó la entrega de esta ayuda a través del coordinador regional de la Segego en la Mixteca, Andrés Olea Aniceto y Xadanii De la Fuente Gutiérrez, comisionada del distrito de Tlaxiaco.

Es así que, el 28 de octubre, los funcionarios públicos mencionados se trasladaron a las instalaciones del INPI en Tlaxiaco para entregar la ayuda correspondiente y el 29 de octubre ingresaron a la agencia Mier y Terán para realizar la entrega de la ayuda destinada a las familias afectadas de las agencias pertenecientes a San Esteban Atatlahuca.

Cabe señalar que la SSPO, la Guardia Nacional y la Sedena desplegaron elementos e implementaron recorridos de seguridad en la zona junto con personal de la Segego, DDHPO y de la FGEO para realizar las investigaciones ante los hechos ocurridos.

Destaca que, desde el pasado 23 de octubre, la SSP, Guardia Nacional, FGEO y DDHPO, desplegaron un operativo de búsqueda derivado de un primer reporte recibido de 11 personas fallecidas y personas desaparecidas ante los hechos ocurridos con violencia en Guerreo Grande y Mier y Terán.

Durante este operativo, llevado a cabo los días 24 y 25 de octubre, no se localizaron cuerpos de personas fallecidas, sólo viviendas dañadas por incendio, hecho por el cual la FGEO inició las carpetas de investigación correspondientes.

Sin embargo, se notificó que el 26 de octubre fue localizado un cuerpo sin vida en el paraje “Xinitoo” ubicado en los límites de las agencias Mier y Terán y Ndoyonoyuji, por lo cual la FGEO inició también una carpeta de investigación.

Cabe señalar que la coordinación institucional del gobierno del Estado, Federación y fuerzas del orden, continúan en la zona para salvaguardar la integridad física de las y los habitantes que permanecen en las agencias.

La Segego insiste en la necesidad de privilegiar el diálogo y reitera que el gobierno del Estado no es enemigo de nadie, al contrario, es aliado de las familias oaxaqueñas. Por ello, hace un llamado a todas las personas, así como a las organizaciones sociales a trabajar en conjunto para reconstruir el tejido social, solucionar de manera pacífica las diferencias, respetar la integridad física y moral de la población, no afectar a terceros y coadyuvar para construir la paz en las comunidades hermanas de la región Mixteca.