Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio

Los vecinos narran que escucharon los gritos de auxilio. Sin embargo, no pudieron hacer nada para ayudarlos


  • Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio
  • Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio
  • Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio
  • Sentimos impotencia de no poder salvar a las personas: Vecina afectada del incedio

Luego del incendio que se registró entre la medianoche y madrugada de este jueves en una bodega de pinturas y solventes, ubicada en las inmediaciones del municipio de San Sebastín Tutla, Oaxaca.

En entrevista para El Imparcial, El mejor Diario de Oaxaca, una vecina aledaña al lugar de los hechos solicitó la intervención del Gobierno, ya que necesitan apoyo económico, por lo que les sugirió que realizaran un censo para consultar el número de personas afectadas por el incidente.

“Nos apoyen, vengan a levantar un censo, vino la presidente anoche, y nada más vino a ver, pero hoy necesitamos el apoyo”

La señora, explicó que hasta el momento no cuentan con luz, debido a que cortaron el servicio para evitar más afectaciones.

“Salimos en la noche, la lumbre no se apagaba, tuve que sacar a mi perrito que se estaba muriendo de la asfixia por el humo”.

“No cuento un ingreso, un trabajo de donde yo pueda sacar. Pues, aquí lo que caiga es lo que comemos”

“Nos salimos por el miedo de lo que más pueda explotar”

Narró que escucharon gritos de personas solicitando su ayuda, sin embargo no pudieron hacer nada para apoyarlos.

“Cuando oímos el trancazo, dije algún borracho se pegó. Pero no tardó ni cinco minutos cuando la lengua de la lumbre comenzó a salir y como palomitas comenzaron a tronar ahí adentro”

“Escuché como a tres personas gritando auxilio, pero nosotros como podemos sacarlos, la verdad si nos quedó un trauma, la impotencia de no poder sacar a las personas que se estaban muriendo allá, porque pos’ como a los dos minutos que empezaron a gritar, se quedó un silencio… “.


 

Relacionadas: