Colisión en Salina Cruz | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Colisión en Salina Cruz

Aseguran que el chofer de una camioneta se pasó el alto y conducía a exceso de velocidad, impactando el auto en el que viajaba una familia


Colisión en Salina Cruz | El Imparcial de Oaxaca

Una familia resultó con crisis nerviosa al chocar el vehículo en el que viajaban contra una camioneta; el percance ocurrido en la carretera Transístmica y Avenida Puerto del Aire de la colonia Aviación, justo en el semáforo, en la parada conocido como Mi Ranchito, dejó como saldo miles de pesos en daños materiales.
La familia integrada por dos niños y sus padres viajaban a bordo de un auto compacto marca Chevrolet tipo Aveo de color guinda con placa de circulación estatal.
El vehículo circulaba en la carretera Transístmica de norte a sur ya que se dirigían a su domicilio particular, después de regresar de un momento de esparcimiento.
Todo aconteció a las 19:30 horas, cuando el vehículo cruzaba a la colonia Aviación, luego de que el semáforo se puso en verde, porque en ese momento fue impactado por una camioneta.
El chofer de la camioneta marca Chevrolet tipo Equinox LT de color gris con placa de circulación del Estado de Veracruz, conducía sobrepasando los límites de velocidad sobre la carretera Transístmica de sur a norte con dirección a la ciudad de Tehuantepec.
Al no disminuir la velocidad ni detenerse en el cruce, impactó al auto particular cuando se pasó el alto del semáforo.
Ante el golpe, resultaron con crisis nerviosas los niños y la mujer; a pesar de lo aparatoso del accidente ambos conductores resultaron ilesos.
Tras el impacto, los vehículos involucrados quedaron varados en medio de la cinta asfáltica ocasionando un caos vial.
Pasados unos instantes, el conductor del auto compacto, quien preguntó a sus familiares si se habían lastimado, descendió de su automóvil; lo mismo hizo el chofer de la camioneta quien enardecido comenzó a gritarle al automovilista, “Te pasaste el alto y me cortaste la circulación”.
Sorprendido por la acusación, el automovilista le respondió que él tenía el siga, “tú eres el que se pasó el alto, venías manejando a exceso de velocidad, reconoce tu error”.
Automovilistas y transeúntes se acercaron al lugar del percance, algunos comenzaron a llamar por teléfono al número de emergencia y pedían a gritos que enviaran una ambulancia, porque unos niños lloraban a grito pelado y era probable que estuvieran lesionados.
Paramédicos de la benemérita Institución arribaron al lugar de inmediato, quienes comenzaron a las labores de auxilio a la mujer y a los dos niños.
Una vez que los valoraron y revisaron si tenían lesiones, diagnosticaron que no era necesario su traslado a un hospital, ya que solamente sufrieron una crisis nerviosa.
Mientras tanto, agentes municipales comenzaron a abanderar la zona y a la vez a calmar los ánimos a ambos conductores que estaba subiendo de tono.
Tras el impacto el auto compacto se deterioró todo el costado derecho; mientras que la camioneta sólo sufrió daños materiales en la parte frontal desprendiéndose la fascia delantera.
Al lugar se apersonaron elementos de vialidad quienes comenzaron a tomar conocimiento del percance y debido a que no hubo un rápido deslinde de responsabilidades entre los implicados, ordenaron que los vehículos fueran enviados al corralón en el que quedaron asegurados.
Enseguida, tomaron nota de las posiciones en que quedaron los vehículos e incluso tomaron fotografías, para que el perito en tránsito terrestre tuviera datos para realizar el dictamen de la mecánica del accidente en caso de ser necesario.
Los dos conductores de los vehículos fueron retenidos por los policías para ser presentados ante la autoridad correspondiente con la finalidad de deslindar responsabilidades y enseguida llegar a un arreglo para cubrir el gasto de los daños materiales ocasionados en el percance.
Les indicaron que en caso de no lograr un acuerdo conciliatorio, serían remitidos a la autoridad ministerial para que éste se encargara del asunto.