Fiesta en Cosijoeza termina en navajazos | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Fiesta en Cosijoeza termina en navajazos

Un hombre fue lesionado con un arma blanca debido a una discusión por una botella de mezcal


Fiesta en Cosijoeza termina en navajazos | El Imparcial de Oaxaca

La noche de ayer, Lázaro de 36 años de edad, resultó con lesiones de arma blanca al ser atacado en seis ocasiones por su amigo de parranda tras discutir por una botella de mezcal en inmediaciones del Mercado de Abastos, el agresor trató de escapar, pero fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Oaxaca.

Los hechos sucedieron a las 18:15 horas cuando Lazaro, de 36 años de edad, se encontraba en la banqueta de la calle Ilhuilcamina de la colonia Cosijoesa, a un costado del Mercado de Abastos, bebiendo con sus amigos de parranda.

Después de unos minutos de ingerir bebidas embriagantes, José Luis, alias El Negro, de 21 años de edad, y Lázaro empezaron a discutir al ver que se terminaba la botella, pero las palabras subieron de tono.

Los rijosos se levantaron y se retaron a golpes, El Negro sacó una navaja, con la que lo lesionó en seis ocasiones al otro hombre, al ver a la víctima tendida en la banqueta, escapó del lugar.

Elementos de la Policía Municipal, quienes recorrían el lugar, al ver el alboroto siguieron al agresor, quien corría siguiendo las riberas del río Atoyac, tratando  de escapar, pero no fue posible, fue detenido por los uniformados.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al lugar para brindar los primeros auxilios, al ver que sus lesiones no eran de consideración, no fue necesario trasladarlo al hospital por lo que se quedó en el lugar.

El detenido fue trasladado al cuartel general, donde solo quedó por una falta administrativa, ya que Lázaro no lo denunció y no pidió que se levantaran cargos en contra de su atacante.

Horas más tarde, Lázaro, quien se quedó a dormir a un costado del puente California a un costado de un puesto de uno de sus conocidos, empezó a quejarse de su lesión, pidiendo el apoyo de los cuerpos de rescate.

Paramédicos del grupo ARVU arribaron al lugar quienes le brindaron los primeros auxilios, al ver que su lesión no es de gravedad, solo le realizaron curaciones, retirándose del lugar.