Continúan investigaciones de accidente y enfrentamiento en Monumento a la Madre
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Continúan investigaciones de accidente y enfrentamiento en Monumento a la Madre

El violento choque del sábado pasado, en el crucero del Monumento a la Madre, aún se investiga; el taxi involucrado inmiscuido en diversas irregularidades; sólo ha declarado uno de los pasajeros y fue detenido el conductor del auto particular

Continúan investigaciones de accidente y enfrentamiento en Monumento a la Madre | El Imparcial de Oaxaca

El Ministerio Público continúa con las investigaciones en torno al violento accidente suscitado el sábado pasado, en donde el conductor de un auto particular y un taxista adherido a la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) protagonizaron un encontronazo que dejó como saldo, cinco lesionados y daños materiales por varios de miles de pesos. Recordemos, que dicho percance derivó en una violenta riña entre taxistas y policías, en la que salieron a relucir disparos de arma de fuego y más tarde se iniciaron bloqueos por parte de los integrantes de la CATEM, los cuales se prolongaron hasta el siguiente día como medida de presión.

UN SOLO DETENIDO

Se había referido en primer instancia, de acuerdo a las fuentes preliminares, que ambos conductores involucrados en el choque habían sido detenidos, sin embargo, después se supo que sólo el chofer del auto particular quedó en poder de las autoridades y únicamente un pasajero había acudido a realizar su declaración.

Mientras tanto, el agente del Ministerio Público de la mesa con detenidos de la Dirección de Averiguaciones Previas dejó en libertad al conductor del automóvil Jetta, bajo las reservas de ley, al mismo tiempo que esperaba la mecánica de los hechos en el accidente, para determinar quién fue el culpable en el caso.

Por otra parte, se esperaba todavía la declaración del taxista que participó en el percance y la de los otros cuatro pasajeros. 

El incidente fue retomado por todos los medios de comunicación por la magnitud de los hechos, en varios noticieros radiofónicos y a través de las redes sociales se hizo presente la voz de la ciudadanía y en la gran mayoría de comentarios hacían responsable al ruletero, en los que se afirmaban contundentemente que él se había pasado el alto, lo que provocó el violento accidente, que pudo haber terminado en una enorme tragedia.

También en el lugar del siniestro, testigos presenciales referían que al taxista no le había importado que el semáforo estuviera en rojo y se lo pasó, sobreviniendo el brutal encontronazo. Sin embargo, como ya se refirió, la culpabilidad la determinarán las autoridades competentes a través de las investigaciones.

TAXI PIRATA, PLAGADO DE IRREGULARIDADES

Sin embargo, una vez suscitado el percance vial, empezaron a relucir irregularidades en la unidad involucrada y habilitada como taxi, cuyo conductor al parecer originó el accidente; se supo que el automóvil Tsuru había sido dado de baja para prestar el servicio público el 11 de agosto de 2016, pero aún así estaba en funciones, tampoco pertenece al sitio Talán como se dijo y no llevaba placas, es decir, era pirata. Lo más extraño es que la unidad contaba con la calcomanía de “Unidad Sanitizada” al parecer expedida por la Secretaria de Movilidad (SEMOVI); además, por ese vehículo se adeuda el pago de tenencias de los años 2017, 2018, 2019 y 2020. Estas y otras inconsistencias hacen pensar que los agremiados a los sindicatos de transportistas navegan en las barcas de la impunidad solapados por algunas instituciones.

 Tal parece que tratan de imponer sus caprichos a base de fuerza y la violencia. Ya que el día del accidente, al lugar arribaron varios sujetos en taxis y mototaxis, quienes agredieron a uno de los conductores involucrados y a dos policías, tratando de imponer su ley. 

En este sentido, la ciudadanía no sólo se tiene de cuidar del Coivid-19 y de la delincuencia común, sino también, parece ser, de las mafias de transportistas, las cuales todavía se asumen como víctimas: ¿Qué justicia imploran? ¿Cuáles son sus derechos disque pisoteados? ¿Por qué siguen actuando con total impunidad? ¿Hasta cuándo la ciudadanía, será rehén de ellos? ¿Hasta cuándo las autoridades las pondrán en cintura? Éstas y otras preguntas surgen entre la gente.