Apedreó la puerta de un bar; preso en Huajuapan de León | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Apedreó la puerta de un bar; preso en Huajuapan de León

Tras romper los cristales de la puerta de un bar y escandalizar bajo el influjo de alguna sustancia toxica, un joven terminó encarcelado en los separos preventivos municipales. A las…


Apedreó la puerta de un bar; preso en Huajuapan de León | El Imparcial de Oaxaca

Tras romper los cristales de la puerta de un bar y escandalizar bajo el influjo de alguna sustancia toxica, un joven terminó encarcelado en los separos preventivos municipales.
A las 5:01 horas, la radioperadora instalada en el palacio municipal alertó a los policías en turno sobre un hombre alterando el orden en la avenida Paraísos, agencia Santa Teresa, precisamente afuera del bar con razón social Barsobia.
Para brindar el auxilio se acercaron uniformados a bordo de la patrulla 039, siendo abordados por el señor Marco, de 36 años de edad, quien dijo ser el encargado del establecimiento.
El particular denunció que un individuo, quien todavía se encontraba en el lugar, arrojó varias piedras hacía la puerta del bar, rompiendo varios cristales, por lo que solicitó su detención y castigo administrativo.
Al entrevistarse con el acusado, los representantes de la ley se dieron cuenta que este no estaba en sus cuatro sentidos, pues a simple vista estaba borracho y no puso explicar el porqué de su comportamiento.
Se trata de Carlos Alberto, mimo que luego de escuchar sus derechos, fue esposado y trasladado al Cuartel de Seguridad Pública, en la segunda sección de la colonia Santa Rosa.
Tras el registro y la fotografía de rutina, el infractor fue encarcelado en una celda bajo la custodia de cámaras de seguridad y del juez de control en turno.
El detenido recuperaría su libertad después de cumplirse el término indicado en la ley orgánica municipal o cuando un familiar solventara la multa correspondiente, así como la reparación de los daños al inmueble.