Despiden a Pachico en Ejutla de Crespo, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Despiden a Pachico en Ejutla de Crespo, Oaxaca

Lamentan la muerte violenta del político de Ejutla de Crespo y piden un alto a la ola de violencia que se vive en esa comunidad


Despiden a Pachico en Ejutla de Crespo, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Con tristeza y dolor, familiares, amigos y vecinos acompañan a su última morada, después de presentarlo ante el templo en donde se le ordenó una misa fúnebre a Francisco Genaro Hernández Sánchez, conocido en la comunidad ejutleca como Pachico; quien hace unos años se desempeñó como edil de ese municipio y diputado local en el Congreso del estado.

Minutos antes de las diez de la mañana, el féretro en el que iban los restos del exedil salieron del que era su domicilio, en hombros de personas allegadas a la familia con rumbo al templo del pueblo, en donde se le ofreció una misa de cuerpo presente y posteriormente al camposanto.

Después de la misa de cuerpo presente, el cortejo fúnebre desfiló hacia el panteón municipal; en el trayecto, minutos antes del mediodía, el cuerpo de Pachico pasaba frente al palacio municipal, lugar en que hace unos años despachó como presidente municipal.

A las 12:00 horas, en el Campo Santo, el féretro en donde permanecía el cuerpo de quien fuera presidente municipal de Ejutla de Crespo era depositado en lo que será su última morada y descansará en paz.

Entre llanto y lamentaciones, así como rezos y música, familiares y amigos dieron el último a dios a quien para ellos era mejor conocido como Pachico, “hasta luego compadre, Dios te tenga en su Santa Gloria”, “que descanses en paz Pachico”, “Dios te bendiga”, eran las frases que se escuchaban mientras era tapada la tumba, la última morada de Francisco Genaro Hernández Sánchez.

La muerte de Pachico

Francisco Genaro Hernández Sánchez, más conocido como Pachico falleció al momento que personas hasta el momento no identificadas dispararon contra su cuerpo la mañana del pasado jueves en el centro de la población.

El expresidente y exdiputado tenía 52 años de edad y acostumbraba a realizar ejercicios todos los días; salía de su domicilio ubicado en el barrio de La Soritana y después de ejercitarse regresaba hacia el centro de la población para tomarse un jugo.

Como todas las mañanas, utilizando la misma rutina, después de sus ejercicios matutinos, Pachico llegó al puesto de jugos de la señora Cecilia, ubicado en la calle Sabino Crespo y pidió su ya acostumbrado jugo.

Mientras esperaba su pedido, Pachico estaba parado en la banqueta, de repente dos personas, a bordo de una motocicleta se acercaron y abrieron fuego en su contra y lograron balacearlo en la cabeza y espalda. El cuerpo de Francisco Genaro cayó al suelo en donde quedó inerte, sin signos vitales y sus agresores se dieron a la fuga.

Realizan investigaciones

Testigos presenciales alertaron a las corporaciones policiacas y de emergencias se movilizaron al instante y se apersonaron en el lugar.

Paramédicos, en el lugar, confirmaron que el cuerpo de Francisco Genaro Pachico, ya no contaba con signos vitales.

Elementos policiacos, unos acordonaron la escena del crimen y otros realizaron un operativo con el fin de dar con el paradero de los responsables del artero crimen, sin embargo, los victimarios “ya se habían vuelto ojo de hormiga”.

Más tarde, elementos de la Agencia estatal de Investigaciones (AEI) y peritos especializados en balística y criminología se presentaron y realizaron las diligencias pertinentes.

Después de recabar indicios del crimen, los agentes investigadores ordenaron el levantamiento del cuerpo que fue trasladado al descanso del panteón municipal en donde se le practicó la necropsia de ley correspondiente que arrojó que la causa de la muerte fue por una hemorragia interna intensa de encéfalo secundario a laceración encefálica producida por disparo de arma de fuego.

Una de las hijas de Francisco Genaro Hernández Sánchez hizo el reconocimiento del cuerpo, el cual reclamó para darle cristiana sepultura; así mismo solicitó se investigue la identidad de los responsables de la muerte de quien fuera su padre para que paguen por el delito; ya que desconocen si su progenitor tenía alguna rivalidad para que fuera asesinado de tal manera.