Sentencia de 74 años por secuestrar a una niña en San Antonio Arrazola | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sentencia de 74 años por secuestrar a una niña en San Antonio Arrazola

Contundentes pruebas para demostrar que el artesano de Arrazola cometió el plagio


Sentencia de 74 años por secuestrar a una niña en San Antonio Arrazola | El Imparcial de Oaxaca

El artesano, Moisés, conocido como “El Moro”, fue sentenciado por el juez quinto penal a una pena de 74 años en prisión por su responsabilidad en la comisión del delito de secuestro agravado, cometido en agravio de una niña de 9 años de edad.
Además, el indiciado fue condenado al pago de 47 mil 798 pesos por multa.
En el expediente penal 49/2011 se encuentra la denuncia del padre de la niña, en la que indicó que el 18 febrero de 2011, su esposa fue a dejar a su hija a la escuela, con dirección a la escuela primaria Revolución, de San Antonio Arrazola, misma que se ubica a tres cuadras de la suya, por lo que le avisó que a las 7:45 horas la había dejado a una cuadra de la misma, en la calle Independencia.
Minutos después, cuando el ama de casa regresó a su vivienda recibió una llamada en la que un hombre le informó que “tenía secuestrada a su hija, que para las cuatro de la tarde quería dos millones de pesos para su liberación, si no, maltrataría a la niña”.
Esto causó pánico a la mujer, quien se comunicó con su marido y le relató lo sucedido.
Al saber lo ocurrido, comenzó a realizar llamadas a sus otros dos hijos, los cuales le aseguraron que estaban bien.
Agregó que se trasladó personalmente a la escuela primaria de su hija, pero la profesora le informó que su hija no había asistido a clase.
Al entrevistarse con varios padres de familia y compañeros de escuela, una alumna le comentó que “ella había visto el momento en el que a la niña se le acercó un mototaxi color azul con el número 27 del sitio San Francisco Javier y se la había llevado”.
Trascendió que además del conductor del mototaxi, estaba implicado un hombre y una mujer, mismos que portaban capucha negra y quienes ataron de pies y manos a la niña, a quien también vendaron y le pusieron en la cabeza una bolsa de tela.
Los presuntos plagiarios llevaron a la niña a una casa de seguridad, la recostaron en una cama y comenzaron a realizar otras llamadas.
“Ya te dijeron tengo secuestrada a tu hija, quiero dos millones de pesos para las seis de la tarde, si no, voy a empezar a maltratarla”, dijo en una de las llamadas el plagiario al padre de la menor.
El hombre contestó que no tenía esa cantidad, que había conseguido solamente 21 mil pesos, pero en la negociación, los presuntos secuestradores comenzaron a pedirle 60 mil pesos.
“Mira no tengo nada en tu contra, pero me pagaron para hacerte esto, consigue 50 mil pesos y liberamos a la niña”, dijo el secuestrador.
El padre de la niña contestó que había conseguido 33 mil pesos, pero que nadie le quería prestar más.
“Bueno, ese dinero lo tomas, lo metes en una bolsa color negro y que vaya tu mujer a dejarlo al panteón de la colonia Loma Bonita, en San Pedro Ixtlahuaca”, dijo de nuevo el plagiario.
El afligido hombre le aseguró que su esposa no podía, ni él, pues estaban destrozados, que iría un conocido a dejar el pago del rescate.
Ese mismo día se realizó el pago del rescate 33 mil pesos, en tanto que los secuestradores dejaron abandonada y con una venda en los ojos a la niña en el paraje La Cruz, precisamente en una terracería que conduce de la agencia Monte Albán hacia las ruinas.
Ahí, la niña fue encontrada por un hombre que viajaba a bordo de una camioneta, mismo que la llevó ante la autoridad del lugar.
Ya en casa, la niña lloraba por lo sucedido, pero el 20 de febrero dijo que había reconocido una voz, por ello dijo el nombre del artesano Moisés.
Tras varias investigaciones y consignada la averiguación previa, el juez quinto libró la respectiva orden de aprehensión, es por ello que el 23 de marzo de 2011, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones lograron la captura de Moisés, de 42 años de edad, quien dijo ser oriundo de Arrazola, Xoxocotlán.
Luego de un largo proceso, se cerró instrucción, se formularon conclusiones y se llevó a cabo la audiencia final. El juez sentenció al indiciado a 74 años en prisión al encontrar que es culpable del secuestro.