Sin avances ni culpables | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Sin avances ni culpables

Sin avances en la investigación a casi un año sobre el enfrentamiento ocurrido el 10 de febrero en la zona turística de Puerto Escondido


Sin avances ni culpables | El Imparcial de Oaxaca

Raúl Laguna

PUERTO ESCONDIDO.- Sin avances en la investigación a casi un año sobre el enfrentamiento ocurrido el 10 de febrero en la zona turística de Puerto Escondido, entre pobladores de Santa María Colotepec y San Pedro Mixtepec por causa de un añejo conflicto de límites.

La tarde del viernes 10 de febrero se reportó una persona muerta y tres lesionados como saldo del enfrentamiento que inició por la detención de seis personas originarias de San Pedro Mixtepec; entre ellos, Marco Aprecio López Jiménez y Rey Silva Leobardo.

Los dos detenidos por elementos policiacos de Santa María Colotepec se desempeñaban como empleados de limpia de San Pedro Mixtepec y que en el momento de su detención se encontraban realizando el aseo en la avenida Alfonso Pérez Gazga, llevaron una pipa de agua a la zona adoquinada para lavar el lugar que corresponde al municipio de Colotepec.

Enfrentamiento a balazos

La gresca comenzó a las 14:45 de la tarde cuando un grupo de al menos 100 personas lideradas por el presidente municipal de San Pedro Mixtepec, Freddy Gil Pineda, llegó a la parte de Zicatela que corresponde a Santa María Colotepec, frente a la casa de representación, para liberar a los detenidos, lo que ocasionó un enfrentamiento armado entre policías y pobladores.

La persona que perdió la vida es Hilario Cruz Matus, de 60 años, originario del municipio de San Pedro Mixtepec, quien tras resultar herido fue llevado a un hospital particular donde falleció.

En dicho enfrentamiento, resultaron con heridas de bala seis personas, entre ellos Catalino, Cuauhtémoc y Eloy.
Así mismo, varias patrullas recibieron impactos de bala, entre ellas la de la Policía Estatal con número económico 1878 y una de la Policía Municipal de Santa María Colotepec, con número económico 0223.

Resguardaron el puerto

Después del enfrentamiento, la Policía Estatal montó un operativo de seguridad con 40 elementos y efectivos de la Marina – Armada de México realizaron un patrullaje para resguardar el orden en Puerto Escondido; debido a que el pánico se generó en la zona adoquinada muchos dueños de negocios cerraron sus establecimientos y buscaron su resguardo para proteger su integridad física.

Durante tres horas, los habitantes de Colotepec bloquearon la carretera Federal 200 en el puente El Regadillo, en alerta, debido a que se mencionaba que Pineda Gopar mandó traer más gente de su municipio de origen, Santos Reyes Nopala.

El problema de añejo es por cuestión agraria y la zona en que los empleados del Ayuntamiento lavaban corresponde territorialmente al municipio de Santa María Colotepec y no fue una acción del agrado de las autoridades de Colotepec, por lo que ordenaron la detención de los sanpedrunos.

El origen de la balacera

Tras la detención de sus empleados, Freddy Gil Pineda Gopar, a través de redes sociales convocó a la población a una reunión de carácter extraordinaria en la agencia municipal de Puerto Escondido, ya que consideraba la limpia como abuso de autoridad.

“No podemos seguir permitiendo que nuestros derechos sean vulnerados trienio con trienio, a San Pedro Mixtepec de le respeta. Los convocó a una reunión de carácter extraordinario, a las 13 horas en la explanada de la agencia municipal de Puerto Escondido”, escribió en su cuenta de Facebook el edil y fue confirmada dicha reunión en la cuenta del Gobierno Municipal de San Pedro Mixtepec 2017-2018.

Después de la convocatoria para que la población acudiera a dicha reunión, más de cien pobladores sanpedrunos se apersonaron en la agencia municipal de este puerto y ciudad en donde decidieron tomar la casa de representación de su municipio vecino para rescatar a sus paisanos retenidos por los uniformados municipales de Santa María Colotepec.

Posteriormente, pobladores de San Pedro Mixtepec, así como de Santos Reyes Nopala, seguidores y paisanos del edil Fredy Gil, armados con palos, machetes y armas largas se dirigieron hacia la casa de representación en donde se encontraban policías municipales con quienes se enfrentaron por más de media hora.

Buscaron acuerdos

Posterior al enfrentamiento, ambas autoridades municipales buscaron acuerdos de paz con autoridades estatales; sin embargo, hasta la fecha, a casi un año, no han tenido avances las investigaciones para esclarecer la muerte de una persona originaria de San Pedro Mixtepec.

La noche del viernes 10 de febrero, el entonces secretario general de Gobierno del estado de Oaxaca, Alejandro Avilés Álvarez; así como Eduardo Rojas Zavaleta, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Pesca y Acuacultura (Sedapa), acompañados del coordinador general de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), José Antonio Yglesias Arreola, viajaron a Puerto Escondido con la finalidad de tomar acuerdos entre las autoridades de los municipios de San Pedro Mixtepec y Santa María Colotepec.

La noche del 10 de febrero, los representantes del gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa se reunieron con Freddy Gil Pineda Gopar y el sábado con Valentín Hernández, edil de Santa María Colotepec.

Sin encontrar acuerdos en la Costa, los funcionarios estatales tuvieron que citar a los representantes de ambos ayuntamientos en la ciudad de Oaxaca en la que, a petición de los presidentes municipales, participó el gobernador del estado.

A pesar de algunos acuerdos con el gobernador, hasta la actualidad no se han presentado ningún avance en las investigaciones, no han presentado ningún responsables del enfrentamiento.