Pide comerciante revisar la caución por fraude en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Policiaca

Pide comerciante revisar la caución por fraude en Oaxaca

Está preso por el delito de fraude específico y pretende llevar el proceso en libertad


Pide comerciante revisar la caución por fraude en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

El comerciante, Jorge, por medio de su defensa solicitó al juez Segundo Penal una audiencia de revisión de medida cautelar por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de fraude específico en perjuicio de Aldo.

Se dijo que Jorge solicita dicha medida con la finalidad de que el juez le otorgue libertad bajo reserva de ley, por lo que él tendría – en caso de que se diera como procedente la medida- que acatarse a las presentaciones mensuales y al pago de una garantía económica, entre otras exigencias por parte de la Unidad de Medidas Cautelares.

A pesar de la solicitud, realizada por la defensa del indiciado, en los próximos días se fijaría audiencia, misma que sería resuelta por el juez.

En el expediente penal 169/2012, se establece que el agraviado indicó tener el negocio denominado Computación Digital México, ubicado en la calle Francisco J. Mina, centro Oaxaca.

Agregó que, en noviembre de 2009 conoció a Jorge, quien dijo ser ingeniero y le compró cuatro computadoras portátiles para una empresa constructora.

A partir de ese momento, dijo la víctima, se volvió cliente frecuente y entablaron una amistad.

El 12 diciembre de 2011, Jorge le llamó por teléfono y le indició que necesitaba 10 computadoras portátiles de las que siempre la había comprado, que serían para el maestro Guillermo, director de la secundaria Técnica 139, la cual se ubica sobre camino a El Rosario, delante del puente del río Salado.

Fue alrededor de las 13:00 horas cuando Jorge arribó al negocio y le preguntó el valor comercial de las computadoras, por lo que el agraviado le contestó que cada aparato constaba nueve mil 199 pesos.

Jorge, dijo, le pidió un descuento, además de que le indició que tenía otros compradores y que le haría ganar más dinero.
Debido a ello, el agraviado le hizo un descuento de 199 pesos por cada computadora pagada.

Fue así como, ambos convinieron el pago total de 90 mil pesos, sin embargo, Jorge le pidió que le dejara llevarse las computadoras y después regresaría a pagarle.

El perjudicado le contestó que no, que era mucho dinero.

Jorge le mostró su billetera y le dijo al agraviado que el director de la secundaria solamente le había dado 20 mil pesos como anticipo, que los aceptara y después regresaría a liquidar la deuda.

Ante tal insistencia durante varios minutos, el agraviado aceptó, no sin antes pedirle que le firmara un documento.

Fue así como Jorge se llevó los diez equipos de cómputo marca Hacer One, de 2 gb de memoria RAM y 160 GB de disco duro.
Refirió el perjudicado que ese día ya no supo nada de Jorge, de 51 años, vecino de San Martín Mexicápam, centro Oaxaca; además de que no le contestaba las llamadas.

Fue al siguiente día cuando se presentó a la escuela secundaria y preguntó por el director Guillermo.

El empleado le contestó que, en ese momento, el director no se encontraba, pero que no se llamaba Guillermo.

Agregó el agraviado que fue informado que ellos no habían adquirido ningún lote de computadoras, además, de que ellos no las compraban, sino que se las suministraba directamente el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

Ante tal situación, el agraviado decidió denunciar el caso ante un agente del Ministerio Público.