Reformas al INE: la marcha y la contramarcha - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Reformas al INE: la marcha y la contramarcha

 


La Reforma Electoral fue presentada por el Presidente en abril pasado y el debate inició prácticamente en este mes de noviembre en la Cámara de Diputados. Dentro de los cambios propuestos se encuentran la reducción en el número de diputados y senadores, disminución del financiamiento a partidos políticos y reducción de los minutos diarios para promocionales de los partidos. Aunque parecieran lógicas y justas las reformas propuestas, lo cierto es que en el fondo busca afectar la autonomía del INE, darse más poder en materia electoral como Presidente y debilitar a los partidos políticos de oposición.

Expertos en el tema aseguran que la propuesta parece estar orientada a regresar a la “época dorada” del PRI, a la “dictadura perfecta” como la llamaba Vargas Llosa, en donde no importaba quién pudiera estar en la oposición, el PRI siempre ganaba de manera aplastante y podía aprobar cualquier iniciativa con el Poder Legislativo, quien recibía instrucciones directamente del poderoso Presidente de México.

Organizaciones de la sociedad civil  convocaron a una marcha el pasado domingo 13 de noviembre, tanto en la Ciudad de México, como en diferentes ciudades del país, incluso en otros países. La marcha superó las expectativas de los convocantes, aunque las autoridades de la Ciudad de México intentaron boicotearla, decretando una contingencia ambiental inexistente, el número de asistentes en la Ciudad de  México se calcula en más de 800 mil personas, aunque el Secretario de Seguridad Publica de la Ciudad de México, Martí Batres reportó la asistencia de 12 mil y el líder de Morena, Mario Delgado, calculó la asistencia en alrededor de 60 mil personas.

Por la reacción y sus seguidores, se ve que el éxito de la marcha caló hondo en el ánimo del Presidente quien convocó a otra marcha para el próximo 27 de noviembre, la intención del presidente es mostrar músculo reuniendo como sea, a más personas de las que lograron convocar quienes defienden al INE, y lo conseguirá ya que cuenta con todos los instrumentos del Estado. Esta contramarcha busca conjuntar el informe de gobierno originalmente programado para  el primero de diciembre. El Presidente justificó que la gente, le pidió y, accedió a modificar la fecha de su informe para que viniera más gente del país, por lo que la concentración de su movimiento será en una manifestación del Ángel de la Independencia al Zócalo. El propio presidente encabezará la movilización.

Analizando otros países de la región, los gobiernos de izquierda y populistas en América Latina, con el propósito de mantener su hegemonía, redefinieron los organismos electorales. Las modificaciones más importantes fueron las relativas a la designación de los integrantes de los máximos órganos de dirección, tal como está sucediendo en México. En países como Bolivia, Ecuador y Venezuela, los gobiernos influyeron para acaparar dichos órganos. Como resultado, se afectó la imparcialidad de la función electoral.

El más claro ejemplo es Venezuela, donde Chávez logró avasallar todas sus instituciones, incluidos el Congreso y su órgano electoral, como consecuencia Chávez y ahora Maduro no han perdido ninguna elección, las cuales se realizan en entornos totalmente parciales, inequitativos y con opacidad.

En México, lo que defendemos no es a Lorenzo Córdova o su sueldo, verdaderamente lo que se defiende es la democracia y las libertades en nuestro país, las cuales se encuentran amenazadas. 

La apatía en algunos ciudadanos, ha provocado que otros decidan por ellos. Sin embargo, hoy más que nunca se requiere estar informados y de la participación de todos.

José Woldenberg fue el primer consejero presidente ciudadano del anterior Instituto Federal Electoral (IFE), ahora Instituto Nacional Electoral (INE), ya que antes de 1990 el gobierno organizaba las elecciones, a través de la Comisión Federal Electoral, encabezada por la Secretaría de Gobernación, situación que favorecía al partido gobernante y a la que se pretende regresar. 

Woldenberg fue el único orador durante la marcha y expresó que el motivo de la concentración en el Monumento a la Revolución y otras ciudades es claro y trascendente: “defender el sistema electoral que varias generaciones de mexicanos construyeron, que ha permitido la convivencia y competencia de la pluralidad y la estabilidad política, la trasmisión pacífica de los poderes públicos y la ampliación de las libertades”.

victor.manuel.aguilar.gutierrez@gmail.com