La máxima de Layda: Calumnia que algo queda - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

De Frente y de Perfil

La máxima de Layda: Calumnia que algo queda

 


Layda Sansores fue certera cuando validó la sentencia que establece: calumnia que algo queda. Sembró dudas y estigmatizó al senador Ricardo Monreal y al dirigente nacional priista Alejandro Moreno.

Convertida en la madame del espionaje, la mandataria campechana dramatizó un supuesto mensaje entre el zacatecano y el campechano y sin saber cierto o falso ha generado un gran número de respuestas.

Monreal decidió no quedarse de brazos cruzados y actuará en consecuencia, al considerar que lo escrito en el mensaje es totalmente falso y la ex priista, ex petista, ex emecista y ex perredista, deberá responder por ello.

Sin embargo, lo interesante de esto es saber que ruta seguirá el aspirante presidencial que no está considerado “Corcholata” y como se advierte su futuro político.

El coordinador de los senadores de MORENA se mantiene en su línea de querer participar como prospecto a la candidatura presidencial del Movimiento de Regeneración Nacional, aunque no cuenta con las mismas herramientas que sus adversarios internos.

Por lo tanto, las vías a explorar son pocas, aunque se vale circular por ellas. La más peligrosa es la de marchar solo en la búsqueda de una nominación que se advierte lejana, ya que es cierto que cuenta con simpatizantes en muchos lugares del país, pero se considera que no le son suficientes para aspirar a la victoria.

Aquí viene el punto interesante, esos seguidores si cuentan para un eventual caso de alineación con alguna de las corcholatas sacralizadas. Claudia Sheinbaum no entra en el paquete pues mantiene una adversidad con el zacatecano, desde que aquel descalificó su victoria en una encuesta para sacar al candidato al gobierno de la CDMX y el propio Monreal fue enviado hasta el tercer lugar de las preferencias capitalinas. Por eso, incluso, se especula que la Layda atendió a un queda bien con la jefa de Gobierno capitalino.

Pero si Claudia está vetada para una eventual alianza, quedan Marcelo y Adán Augusto, con los que Monreal podría cerrar filas, para cerrarle el camino a la aspirante favorita del Presidente López Obrador.

Otra ruta que podría recorrer Ricardo Monreal Ávila es la de aguantar toda clase de golpes internos y negociar su futuro con alguna posición interesante. El zacatecano podría optar por la nominación al gobierno de la CDMX, aunque esa posibilidad se ve lejana dentro de MORENA y tendría que recurrir a la postulación por los enemigos del Movimiento de Regeneración Nacional. Otra posibilidad que salta de pronto es la de negociar con quien resulte candidato de MORENA y convertirse en coordinador de los diputados de este partido en la 66 Legislatura, al fin que ha dado muestras de su manejo legislativo. Monreal definitivamente no aceptaría promesas de integrarse al gabinete, sabedor de que esos cargos son sumamente volátiles.

También están la alternativa de que, además de algunas de las anteriores, opte por sembrar algunos de sus cercanos como candidatos a gobiernos estatales, destacando, principalmente, los de Puebla y Chiapas, entre otros.

Con todo esto, habrá que ver si continúa el golpeteo al coordinador de los senadores de MORENA y si esta continúa aguantando, sobre todo en los momentos en que se requiere de su manejo político para la discusión y aprobación de algunas reformas que interesan al Presidente de la República.

……………………………

 

16 meses continuos de ataques registra el senador Ricardo Monreal Ávila y lo peor, desde dentro de su propio partido. ¿Cuánto vale esto y quién es el inversionista?…Los alcaldes de las dos principales ciudades de Sinaloa (ambos de MORENA) han sido cambiados en unos cuantos meses de gobierno. Primero correspondió al de Culiacán. Jesús Estrada Ferreiro, desaforado por el Congreso y ahora tocó el turno al químico Guillermo Benítez, quien enfrenta acusaciones sobre daño patrimonial al ayuntamiento de Mazatlán, por lo que presentó licencia definitiva. Los dos gozaron de la reelección el año pasado y hoy están fuera de los municipios que ganaron en las urnas.