Y los precios seguirán subiendo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Y los precios seguirán subiendo

 


Por Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez


En días pasados, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) anunció que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó en octubre de 2021 un crecimiento de 0.84% respecto al mes inmediato anterior; es decir que la inflación general anual fue de 6.24%.

Bursamétrica prevé que la inflación toque su máximo nivel en el primer trimestre del 2022 a 7.6 por ciento, “luego de alcanzar este punto empezará a descender y llegará a ubicarse hasta un 4 por ciento en el 2022 y llegaremos al 3 por ciento, la meta de Banxico, para el 2023″. Por otro lado, Gabriela Siller de Banco Base, indicó que debido a que la inflación continúa acelerándose y superando las expectativas del mercado, sobre todo en el componente subyacente, se ajustó la proyección de inflación anual hacia el cierre del año a 7.15 por ciento, algo no visto en 21 años, desde diciembre del año 2000.

Las presiones sobre la inflación en el último mes provinieron del aumento en el precio del gas LP y de otros bienes como la electricidad y alimentos como el huevo y la cebolla. La inflación sigue subiendo principalmente por el alza de 18.8% en la electricidad, luego de que concluyera el subsidio al programa de tarifas eléctricas de temporada de verano.

Según el INEGI los productos que más subieron en octubre fueron el tomate verde en en 25.55%, los nopales en un 25.03 %, la cebolla en un 19.33%, la electricidad en un 18.80% y la sandía en un  17.92%. Así mismo, los que más bajaron fueron ejotes en un 26.63%, la naranja en un 17.71%, la calabacita en un 9.94%, el jitomate en un 8.47%, y el aguacate en un 8.62%.

De acuerdo con la encuesta mensual que levanta el Banco de México, los especialistas del sector privado han elevado sus expectativas de inflación para 2021 a 6,60%, cumpliendo así 10 meses seguidos de ajustes al alza.

En el apartado de la encuesta sobre percepciones del clima de negocios que ofrece México, identificaron tres factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica.

El primero con 15% de las menciones corresponde a los problemas de inseguridad pública; seguido por la incertidumbre por la política interna con 13% de las menciones. El tercer lugar, con 12% de las respuestas, está la incertidumbre por la situación económica interna y la política de gasto público con 10% de las menciones.

El Producto Interno Bruto (PIB) resultó 0.23 por ciento menor en el tercer trimestre del año de lo que fue en el segundo trimestre. Si anualizamos esta cifra tenemos una caída de 0.91 por ciento. El Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), que es una aproximación a lo que sería un PIB mensual, cayó 1.57 por ciento mensual (más de 17 por ciento anualizado) en agosto.

En respuesta a estos indicadores, Banxico aplicó un cuarto aumento consecutivo a la tasa de interés de referencia, incrementando la tasa de fondeo en un cuarto de punto, para dejar la tasa en 5%, ante el repunte en la inflación y un deterioro en las expectativas. Los analistas ajustaron al alza sus pronósticos para la tasa y esperan que el ciclo de alzas se extenderá el próximo año, hasta alcanzar niveles de 6.0 e incluso de 7.0 por ciento.

La fluctuación esperada por Banxico de la inflación para el último tramo de este año contrasta con 6.2% que estimaron apenas en septiembre y es casi el doble de la previsión que tenían al iniciar el año, que estaba en 3.6 por ciento.

La información oportuna que publica el INEGI, indica que la actividad económica se contrajo en el tercer trimestre, aunque se espera que retome su recuperación a partir del cuarto.

La política monetaria tiene un impacto en el crédito, ahorro y expectativas de inflación. Al subir la tasa, Banxico manda la señal que habrá convergencia en inflación y no hay decisiones aceleradas de consumidores, ni incremento de precios. Pero, también al incrementar la tasa se incentiva más el ahorro y se desincentiva el consumo, afectando la demanda. De ahí la gradualidad en la normalización que está dirigiendo el banco central.

Actualmente también  los Estados Unidos y algunos países de América presentan una escalada de precios en niveles preocupantes.

Mientras tanto, los precios de los diferentes productos básicos seguirán subiendo en noviembre y diciembre. Esto nos afecta a todos, principalmente a los más pobres ya que el poder adquisitivo se reduce.

victor.manuel.aguilar.gutierrez@gmail.com