El presupuesto 2022: las verdaderas prioridades | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El presupuesto 2022: las verdaderas prioridades

 


Por Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

 

El presupuesto se establece para un período determinado, generalmente de un año, y muestra las prioridades y los objetivos del gobierno a través de los montos destinados a sus ingresos y sus gastos. El presupuesto muestra la forma de cómo el gobierno extrae recursos a la sociedad (Ley de Ingresos), y cómo los  redistribuye (Presupuesto de Egresos de la Federación). En ambos ejercicios, la extracción y la distribución, el gobierno revela sus verdaderas preferencias y prioridades.

El Presupuesto de Egresos de la Federación es un documento de política pública elaborado por el Ejecutivo Federal a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el que se describen la cantidad, la forma de distribución y el destino de los recursos públicos de los tres poderes, de los organismos autónomos, así como las transferencias a los gobiernos estatales y municipales.

El gasto neto total previsto en el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2022 es de $7.088 BDP, que representa 27 por ciento del PIB, con un déficit presupuestario (deuda adicional) de $875.5 mil MDP, que asciende al 12 por ciento del gasto total, y significa el 3.4 por ciento del PIB. La deuda pública acumulada no disminuirá o tenderá a crecer como porcentaje del PIB.

Más allá de los discursos es en el Presupuesto donde se reflejan las verdaderas intenciones del Gobierno Federal. 

En el presupuesto para 2022, la inversión en infraestructura sigue siendo muy pequeña, de apenas 3.6 por ciento del PIB, en otros momentos llegó a alcanzar el 6 por ciento del PIB. Peor aún, se privilegian los polémicos proyectos  del Tren Maya, Dos Bocas, Santa Lucía y PEMEX, que no tendrán ningún efecto para favorecer el crecimiento de la economía. Por ello, Turismo, Energía, Defensa Nacional y PEMEX tienen aumentos estratosféricos (1,625 por ciento, 1,958 por ciento, 28 por ciento y 62 por ciento, respectivamente) y un presupuesto total de 757 mil MDP. En contraste, a la SCT se la asigna un presupuesto un tercio menor que en 2018. Sólo el 18 por ciento del gasto es inversión, y 82 por ciento es gasto corriente. Es una reducción con respecto a 2021, cuando el gasto de inversión fue de 21 por ciento. En 2022, 3.4 billones serán para desarrollo social, y sólo 1.4 billones en desarrollo económico. A la Secretaría de Economía se le recortó el presupuesto en 47 por ciento. No hay recursos para reactivación económica, ni apoyos a MYPIMES; tampoco a nuevos emprendedores y empresas, lejos quedaron los tiempos del Inadem, y desparecieron los fondos para promoción económica internacional. El subejercicio deliberado, será transferido a proyectos cuestionados, a subsidios y dádivas de corte clientelar, y a gasto discrecional del presidente. El gasto en “Sembrando Vida”, “Jóvenes Construyendo Futuro”, “Pensiones Bienestar”, y “Becas Benito Juárez” suman 320 mil MDP, y no tienen impacto alguno en la reducción de la pobreza, como lo ha documentado CONEVAL.

Fomentar y apoyar los proyectos de emprendimiento que potencian la economía de las regiones, es la mejor política para impulsar el crecimiento y desarrollo económico y social.

De acuerdo con el proyecto de presupuesto de egresos presentado por el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, el rubro 12071320003 correspondiente a la Adquisición de una Aeronave de Transporte Estratégico para uso Presidencial y del Estado Mayor (avión presidencial que “no” se usa) aún representa una inversión por 5,792 millones de pesos, de los cuales, se asignarían 331.4 millones para erogar en el ejercicio 2022.

Aunque para el próximo año el gasto en salud se incrementará casi en 15 por ciento, el Proyecto de Presupuesto de Egresos enviado por el Ejecutivo prevé una reducción en el gasto de medicamentos, por lo que se perfila que siga el desabasto. Nuevamente quedan desatendidas enfermedades de alta especialidad como cáncer y VIH.

El aumento en el sector salud será de 105 mil millones de pesos, pero todo lo relacionado a vacunas, contratación de personal y adeudos son 65 mil 421 millones de pesos, y el aumento que queda para la atención a la salud distinta a COVID es de 40 mil millones de pesos.

De acuerdo con la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, en México éste deberá remitirse a más tardar el 8 de septiembre de cada año a la Cámara de Diputados que tiene como facultad exclusiva aprobarlo a más tardar el 15 de noviembre y publicarse en el Diario Oficial de la Federación a más tardar 20 días naturales después de aprobado.

victor.manuel.aguilar.gutierrez@gmail.com