Los indicadores económicos nos revelan el rumbo | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Los indicadores económicos nos revelan el rumbo

 


Por Víctor Manuel Aguilar Gutiérrez

La economía es una ciencia social que estudia la forma de administrar los recursos disponibles que generalmente son escasos, para satisfacer las necesidades humanas. Un indicador económico es un tipo de dato de carácter estadístico sobre la economía que permite realizar un análisis de la situación y del rendimiento de la economía tanto pasada como presente, y en muchos casos sirve para realizar previsiones sobre la futura evolución de la economía (Wikipedia).
¿Qué dicen los indicadores sobre la economía mexicana y hacia a dónde vamos?
En el periodo comprendido entre los años 2010 y 2018, la economía mexicana creció a un promedio de 2.8%, sin embargo, debido a la caída en los precios del petróleo de 2019 y la crisis económica global ocasionada por el COVID-19 en 2020, la economía se ha visto afectada en los últimos años.
El viernes 24 de septiembre de 2021, el dólar alcanzó una cifra de 20.018 pesos mexicanos por cada unidad a la compra, según las cifras oficiales del Banco de México. Por la parte de la venta, llegó a una cifra de 20.2585 pesos, siguiendo la tendencia de las últimas semanas, en las que se ha mantenido alrededor de los 20 pesos por unidad. Podemos decir que este rubro se mantiene estable. Uno de los elementos que da tranquilidad en este tema es el contar con una suficiente reserva de divisas, aunque existe la tentación de algunos políticos de disponer de ellas para el gasto público lo cual sería un grave error.
Respecto a las tasas de interés, se prevé que esta semana el Banco de México (Banxico) en su reunión de política monetaria, aumentará nuevamente su tasa de interés de referencia en 25 puntos base (.25%) quedando en 4.75%. Hasta ahora la tendencia en este rubro es de aumento.
Por otro lado, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), indicador que mide la inflación, avanzó 0.42% quincenal en la primera mitad de este mes patrio, mientras que a tasa anual se ubicó en 5.87%, su mayor nivel desde la primera quincena de junio, cuando alcanzó una tasa de 6.02 por ciento. Cualquier persona que realice las compras para su despensa se da cuenta que hay un alza considerable en productos básicos.
El reporte del Inegi muestra que en la primera quincena, el jitomate, gas LP y la cebolla fueron los genéricos que presentaron incrementos quincenales que más efecto tuvieron en la inflación.
El jitomate aumentó su precio en 11.94% respecto a la quincena pasada, mientras que el gas LP subió 2.26% y la cebolla 16.02 por ciento.
El crecimiento económico se mide por el aumento o disminución de la actividad que se refleja en el Producto Interno Bruto (PIB). La Cepal estima crecimiento económico de México de un 6.2% en 2021. Aunque la tasa de crecimiento es buena, lo cierto es que apenas estamos recuperándonos de los estragos de la pandemia y en términos reales estamos lejos aún de una economía de tamaño suficiente para atender las necesidades de todos. El titular de Hacienda confió en que en 2022 se logrará una tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4.1 por ciento.
En días pasados la Cámara de Diputados recibió el Paquete Económico 2022. De acuerdo al Secretario de Hacienda, el Paquete 2022 está construido sobre tres pilares; el primero consiste en fortalecer los apoyos para el bienestar, lo que dará un soporte al consumo interno agregado; el segundo es la disciplina fiscal, y el tercer pilar se refiere al fortalecimiento del gasto público en infraestructura, para impulsar la recuperación y mitigar las desigualdades regionales. Sin embargo, existe preocupación de algunos economistas ya que los indicadores sobre los cuales se diseñó este paquete son frágiles.
Después de revisar el comportamiento de los indicadores económicos podemos darnos cuenta que lentamente caminamos hacia una política de crecimiento con inflación. Este tipo de política económica, aunque con otras características, se llevó a cabo durante los sexenios de Luis Echeverría Álvarez y de José López Portillo. El resultado es conocido, aunque parece que ya se nos olvidó. Tardamos una década en recuperarnos y esto se logró gracias a las políticas neoliberales que tanto critica el presidente. La característica es una falta de disciplina financiera. El gasto cada vez aumenta más en relación al ingreso. Inevitablemente esto nos lleva a más “austeridad”, a un aumento de la deuda y a un aumento en los impuestos.