Migrantes, ¿quién los patrocina? | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

Debates y Deslindes

Migrantes, ¿quién los patrocina?

 


La declaración de Joe Baden al tomar posición del cargo de presidente de los Estados Unidos, de que su país estaba abierto a los procesos migratorios, desató en el mundo un movimiento espectacular de migrantes que trataron de llegar a la tierra prometida. Contrario a Donald Trump que siendo hijo de migrantes odiaba a éstos, Biden con otra formación política, humanista y como político de carrera tiene una visión más completa de su país y de las minorías que enriquece a los pueblos, anunció como política general que los EU seguían abierto a las migraciones. El anuncio llegó a todos los rincones de la tierra y como si hubiera sido un llamado general empezaron a llegar miles de personas de todas las naciones a tocar las puertas de las diferentes entradas a ese país, principalmente las de México-Estados Unidos.
Llegaron miles de migrantes, principalmente haitianos que dejaron Puerto Príncipe, su capital destruida por los terremotos. Cientos de ellos intentaron cruzar la frontera y se adentraron en del Río Texas. Ahí llegaron las patrullas y los caballos montados por guardias dispuestos a impedirles el paso a fuetazos y golpes.
Junto con ellos llegaron patrullas de la Policía municipal de Ciudad Acuña, del Estado de Coahuila. Algunas personas cubiertas con mantas esperan confundidas después de meses de viaje en autobús o a pie desde Sudamérica. Otros caminaron hacia el río Bravo, en el límite con Texas, para volver al campamento debajo del puente internacional que divide Ciudad Acuña y la ciudad texana de Del Río, donde llegaron a juntarse 15 mil personas. Ahora está limpio gracias a los golpes de caballos y decenas de policías y patrullas
Los haitianos que llegaron hacinarse bajo el puente internacional que une Ciudad Acuña (México) y Del Río (EE UU) y acabaron allí atraídos por la desinformación sobre el sistema de acogida y guiados por los traficantes, sufrieron días de tensión hasta que agentes de la Patrulla Fronteriza Norteamericana a caballo reprimieron violentamente ante los intentos de cruzar el río. Las imágenes indican claro que usaron fustas y bridas contra los migrantes en una especie de rodeo trágico para impedir a familias llegar a terreno estadounidense. Una gran mayoría llevaba niños en brazos.
La Casa Blanca ha calificado de “horribles” las escenas. No es para menos. Se trata de un comportamiento impropio que mancha severamente las promesas de cambio de la actual Casa Blanca respecto a la gestión de la inmigración irregular, frente a la crueldad inaudita que practicaron sus antecesores, los actuales policías de migración no se quedan atrás. EE UU sigue dando la imagen de país hostil. La Patrulla Fronteriza es un cuerpo federal. Aquí no hay republicanos o demócratas a quienes culpar. Es una política de Estado. Una fuerza policial opera con una inaceptable conducta de brutalidad, discreción, falta de respeto a los más elementales derechos humanos. El presidente Baiden ha calificado de indignante y condenó la conducta de la policía. Hoy dos mil personas han sido regresadas a Haití, por vía aérea, 8 mil han regresado a México y otros han sido ingresados a centros de concentración para iniciar los trámites migratorias.
La migración se ha convertido en un problema mundial. Alemania dejó entrar 900 mil refugiados en 2015, lo que a suscita la única crítica contra de la canciller Angela Merker. Francia, España e Italia, están luchando con las hordas de africanos y árabes que llegan a sus fronteras y en México se están creando gravísimas situaciones en la frontera norte y sur a las cuales ningún país puede responder.
La penúltima crisis a la que se enfrenta la Administración de Joe Biden, quien salió a los medios para condenar la agresión que sufrieron los haitianos, se ha complicado con la dimisión del enviado especial de la Casa Blanca para Haití, Daniel Foote, que considera inhumanas las expulsiones. Foote fue nombrado para el puesto tras el asesinato, el pasado julio del presidente de Haití, Jovenel Moïse. Además del magnicidio, el país sufrió en agosto un devastador terremoto que causó 2 mil 200 muertos y más de 12 mil heridos y generó una crisis humana para más de medio millón de personas. La gestión de la inmigración se ha convertido en un problema mundial, las soluciones que se propongan deben ir más allá de resolver unas imágenes de televisión violentas, inhumanas e incómodas que se transmiten de las ciudades fronterizas al Norte y al Sur se están convirtiendo en cárceles al aire libre
México ha propuesto un pacto migratorio internacional ambicioso basado en mayor inversión en los países de origen y en un sistema de visados de trabajo que agilice la migración económica. La solución, es que no hay solución en el corto plazo.
De risa loca
De risa loca ha resultado la declaración del presidente del PAN al referirse a la contratación de médicos cubanos especializados para atender la pandemia del Covid19 en la etapa más difícil que vivimos en México. Los datos no les cuadran e inventan, afirman, crean, sudan, mienten, inventan y hacen suposiciones apoyados por una serie de periodistas venales como Jesús Ortega, a quien tuve la mala fortuna de escuchar. Realmente la calidad moral de este grupo está por los suelos. Han perdido no solo el poder político, sino la vergüenza, el decoro, el respeto que se deben como personas. Es una vergüenza el comportamiento que tienen los directivos de este partido y lo más grave. Dicen se van a reelegir. Fin ggpereyra@hotmail.com