Muerte de los CETES como opción de inversión | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

LEO, LUEGO INVIERTO

Muerte de los CETES como opción de inversión

 


Los famosos CETES o Certificados de Tesorería, son de los activos más conocidos y con los que las personas se inician en el mundo de la inversión, además son los activos comúnmente más recomendados por los asesores financieros básicos o principiantes, sin embargo, hoy en tiempos de incertidumbre y ajuste económico en el mundo, definitivamente no son una opción viable y rentable.

Ahorrar era bueno en el pasado y desde hace unos años es obsoleto; invertir en CETES era bueno en el pasado pero ya es obsoleto.

Aquí te digo por qué y sobre todo opciones sobre qué hacer.

En el año 2020 los famosos CETES estaban generando rendimientos inferiores al 6%, porcentaje al cual, si le restamos el Impuesto Sobre la Renta que es 0.97% y también le quitamos la inflación oficial que fue de 3.15% en el año 2020; estaríamos obteniendo un 1.88% de rendimiento anual, por lo cual, desde este año a la fecha ya no son una buena opción de inversión.

Si hacemos cuentas tomando en cuenta los datos del presente bimestre de agosto y septiembre tenemos una tasa de CETES al 5.50%; si restamos el Impuesto Sobre la Renta que es 0.97% y la inflación general anual de 5.59% nos queda una pérdida del 1.06% (rendimiento negativo).

Las circunstancias que actualmente estamos viviendo y que están relacionados a factores como la contracción económica, inflación, alza en el tipo de cambio, guerra de divisas, guerra de precios del petróleo, guerra en la acumulación de metales, guerra de salud o guerra sanitaria global, des globalización del mundo y nueva regionalización, entre otros… hacen imprescindible realizar un análisis completo y nada reduccionista de los activos e instrumentos de inversión más adecuados en tiempos de crisis (hoy estamos en medio de 7 crisis), para que podamos proteger nuestro dinero generado a lo largo de varios años y además, producir ganancias aprovechando los cambios en el entorno del mundo.

Las ganancias que las personas obtienen al invertir en los famosos CETES o Certificados de la Tesorería, dependen del dinamismo de la economía del país (México) y es definida por el Banco Central de México, Banxico. Este interés sube o baja dependiendo de cómo se comporta la economía, el hecho es que cuando la economía no está fluyendo bien, cuando las personas dejan de gastar, limitan su presupuesto y cuando existe desempleo, la economía se encuentra en contracción, esto significa que las personas gastan menos y deja de haber flujo circulante en las calles; en esta ocasión, el chivo expiatorio de este decrecimiento es un virus, sin embargo, como siempre lo he mencionado, el último antecedente de la crisis actual lo pudimos observar en el año 2008 con la burbuja inmobiliaria.

Por lo anterior, hoy los Cetes los considero sólo como una herramienta para acumulación o ahorro o fondo contingente, no como una inversión.

 

Para invertir hazlo en instrumentos con ganancias anuales siempre superiores al 12% y al elegir opciones contempla revisar al menos estos 5 puntos importantes:

  1. El sector, mercado, zona o tendencia en que se desarrolla el instrumento o proyecto o inversión.
  2. En qué fase de desarrollo se encuentra el activo, instrumento o proyecto, por ejemplo nacimiento (mayor oportunidad y riesgo), maduración o consolidación (mayor oportunidad y riesgo).
  3. Grupo o firma que está detrás de la compañía que promueve la inversión; experiencia, historial, reputación, etcétera.
  4. Legalidad de la inversión: seguros, garantías o coberturas.
  5. Si lo que buscas como inversionista es acorde a la inversión: tiempo, riesgo, retorno, tus objetivos de la inversión.

Opciones de inversión adecuadas a los tiempos actuales las encuentras en sector agropecuario, en mercados financieros, fideicomisos inmobiliarios, metales o activos digitales diversificados que están representando rendimientos del 12% fijo al 58% anual variable.

La próxima vez que pienses en invertir: lee, luego invierte.