Desafíos de las elecciones 2021 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Opinión

El hombre y su palabra

Desafíos de las elecciones 2021

 


Por Cristian Salazar

El pasado 4 de abril arrancaron las campañas para diputaciones federales y próximamente inician las campañas para diputaciones locales (24 de abril) y concejalías a los ayuntamientos (4 de mayo).  Las elecciones de este año no solo serán históricas por la cantidad de cargos que se van elegir, más de 20 mil a nivel federal y local, sino porque nos encontramos en medio de una crisis sanitaria y económica por el Covid-19. Frente a esto, es necesario mencionar algunos de los principales desafíos.

Primero, aunque el proceso de vacunación avanza en el país, el riesgo de contagiarse de Covid-19 sigue siendo alto, es por ello que las instituciones encargadas de organizar las elecciones deben disponer de la mayor información para la toma de decisiones. Como la pandemia ha sido dinámica, al contar con información actualizada se podrá minimizar el riesgo de contraer y propagar el nuevo virus, así como proteger la salud de quienes participen. A más de un año de que se haya declarado la jornada nacional de sana distancia (24 de marzo), existen experiencias locales (Coahuila e Hidalgo) y regionales (Bolivia, República Dominicana, Ecuador, entre otros países) que serán de mucha utilidad en las elecciones del próximo 6 de junio. No hay duda de que será indispensable mantener la sana distancia y el uso de cubrebocas

En segundo lugar, los distintos actores de la sociedad deben promover la participación electoral. Como se observó en otros países de América Latina que tuvieron procesos electorales durante la pandemia, la participación bajó considerablemente. De acuerdo con el subsecretario general adjunto de la ONU y director regional de América Latina, Luis Felipe López-Calva, la participación baja o decreciente es un signo preocupante de la salud democrática. Por eso es indispensable que existan estrategias y acciones dirigidas a mitigar los riesgos de contagio, las cuales deben ser comunicadas efectivamente a la población y, con esto, generar confianza.

Tercero, ante las restricciones para llevar a cabo eventos masivos, las y los candidatos deben buscar otras alternativas para comunicarse con el electorado. No hay lugar a dudas de que las redes sociales se convertirán en el principal medio que utilizarán los candidatos para informar sus propuestas, sin embargo, no será suficiente. De acuerdo con el Censo 2020, del total de viviendas de la entidad, 73.4% dispone de televisión, 72.4% con teléfono celular, 58% cuenta con un dispositivo para oír radio, 29.4% tiene acceso a internet y 20.4% tiene a su disposición una computadora o tablet.

En cuarto, y último lugar, la ciudadanía no sólo debe escuchar las propuestas de las y los candidatos, sino que debe cuestionar cada una de ellas. Ante la situación que estamos viviendo, todos los candidatos van a ofrecer soluciones mágicas para salir de esta crisis. Es nuestra tarea preguntarles cómo pretenden financiar sus iniciativas o programas, qué resultados esperan obtener, en qué tiempo, entre otras cuestiones. A quienes buscan la reelección, no olvidemos preguntarles qué hicieron en los últimos tres años.

Las elecciones de este año son una oportunidad para fortalecer la democracia. Como ciudadanos, luchemos porque así sea.

cristian.salazar.herrera@gmail.com

Twitter: @CristianSH1