Recobra auge baratillo de San Antonino Castillo Velasco | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Recobra auge baratillo de San Antonino Castillo Velasco

Cada viernes acuden ganaderos y comerciantes de al menos 60 municipios de la entidad


Recobra auge baratillo de  San Antonino Castillo Velasco | El Imparcial de Oaxaca

Ganaderos y comerciantes de al menos 60 municipios de la entidad, y de los estados vecinos de Puebla, Veracruz, Chiapas, Tabasco y Estado de México, acuden cada semana al baratillo de San Antonino Castillo Velasco.

De la ciudad de Oaxaca llegan a este mercado representantes de los negocios de rastros, locatarios del Istmo, Río Grande y Tuxtepec además de la Mixteca y de la Sierra Norte.

El mercado de animales más grande de la entidad y conocido en toda la zona sur- sureste, reabrió en agosto del 2020 después de tres meses de estar cerrado, implementando todas las medidas sanitarias y protocolos.

Después se implementaron los mismos protocolos en los baratillos del Estado de México, Querétaro y Veracruz a través de algunos legisladores, porque necesitaban conocer las formas de seguridad para reabrir en su totalidad, comentó Darío Roberto Campos Martínez, director de Mercados y Cultura del ayuntamiento de San Antonino Castillo Velasco.

El segundo baratillo más grande del país sería el de Texcoco, en el Estado de México y otro sería el de Yucatán. Desde el día jueves en la tarde, comienzan a llegar los ganaderos para comenzar la vendimia desde la madrugada del viernes, ya que hasta las 15:00 horas deja de funcionar el área de ganado, en tanto, el área de comida y chácharas llegan desde las 4:00 hasta las 18:00 horas, pero por restricción de higiene solo están hasta las 16:00 horas.

Sobre el maltrato animal que grupos de ambientalistas han denunciado, el funcionario municipal dijo que definir el maltrato es complicado, porque en los pueblos tienen formas de manejar a los animales y se deben tener medidas de precaución para ello, porque en las granjas orgánicas los animales están libres y bien alimentados.

“Los pueblos lo que hacen es mantener a los animales sanos, generalmente las vacas, mulas y toros, que están en corrales, no están confinados en áreas pequeñas por lo que en el mercado se pretende evitar prácticas de violencia entre los animales; si sucede, los retiramos”, añadió.

Por ejemplo, cuando un animal no camina se empuja o se usan pikas, si es un ganado menor, se carga y se lleva a un lugar acordado para ellos porque recordemos que se está en un mercado sobre todo porque no debe de lastimarse el ganado, pues los compradores pagarían mucho menos de su valor, no se trata de perder.

“El animal debe llegar sano, fuerte y en muy buen estado, porque al estar íntegro vale más que uno golpeado y constantemente estamos supervisando la manipulación de los animales de cómo los llevan y los amarran para evitar algún accidente pero si les aprietan mucho el cincho o mecate, hemos dado hasta multas por esas prácticas incluso hasta retirarlos si no acatan las medidas y sepan que si vuelven a caer en ese método ya no lo dejaremos entrar al baratillo”, informó el Director de Mercados de San Antonino.

“En esta administración tratamos de generar confianza y un buen ambiente para todos, por eso nos dimos a la tarea de reducir en un 60% los accidentes por coaliciones de animales, es el objetivo de los protocolos que insertamos; en este año solo tuvimos un percance, el año pasado dos y el anterior tres”.

En el ganado menor tuvimos pláticas con la dirigencia de chivos de Cuilapan y Zaachila, se sienten contentos porque se les hicieron galeras así como el servicio del agua, dio a conocer el funcionario.

“Nos da gusto ver que se incrementaron las aves de corral como son patos, gallinas guajolotes y vemos con alegría que llegan faisanes, pavorreales y animales exóticos, obviamente todos con permisos de la Semarnat y todo el cuidado que debe llevar para la venta y que quienes llegan al Baratillo, estén en un gran ambiente de vendimia y convivencia”, finalizó Campos Martínez.