Brindar la mano, divisa de hija de migrantes ahora concejal en EU | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Brindar la mano, divisa de hija de migrantes ahora concejal en EU

Nacida en EU pero orgullosa de su raíz oaxaqueña dice que un muro no va a frenar la migración; “¡quesillo y coloradito!” responde sobre su comida preferida


Brindar la mano, divisa de hija de migrantes ahora concejal en EU | El Imparcial de Oaxaca

Madera, California y Oaxaca, en México, son dos mundos distintos, dice la concejal electa, Elsa Mejia, nacida en Fresno, California, pero quien destaca con un gran orgullo su origen mexicano y, sobre todo, por Oaxaca, la tierra de sus padres. Ahora tiene el reto de, a lo largo de un año, llevar la voz de los suyos, de los migrantes; “visibilizarlos”, acota, mostrar sus problemas, buscar soluciones; con ella, Madera y Oaxaca, dos mundos distintos, están ligados por un fuerte lazo: la sangre.

Cabello negrísimo, pantalón de mezclilla y una blusa roja, vestir sencillo; con mínimo acento y apenas un rastro del “oooh” que denuncia a los mexico-americanos; conoce la situación del país de sus padres, de Oaxaca, la tierra de sus ancestros; señala a la pobreza, la falta de oportunidades en esta región como las verdaderas causas que empujan a las y los oaxaqueños a migrar y señala la responsabilidad de las autoridades ante esta sangría.

Así llegaron sus padres a EU, que hace más de tres décadas salieron de la mixteca, de Santa María Tiñú, en Tezoatlán de Segura y Luna, la madre, y de  Guadalupe de Ramírez, del distrito de Silacoayapan, el padre, ambos formaron una familia con 5 hermanos. Elsa relata que la decisión de participar en las elecciones de Madera, California, partió de la falta de representación de la comunidad latina en el distrito, donde al menos 60% de la población es de origen latino. “Sólo en el valle central de California hay más de 350 mil oaxaqueños o de origen oaxaqueño”, estima.

Elsa Mejia, concejal electa en Madera, California, EU

Apartidista, de manera independiente formó un grupo al abrirse la oportunidad de ocupar la concejalía del lugar luego que el titular ganó la alcaldía y aún le quedaba un año de representación. “Preparamos a las personas para ir de casa en casa y estimular la participación para llevar nuestra voz”, indica.

Elsa, acompañada por su esposo, recorrió la sede de EL IMPARCIAL, El Mejor Diario de Oaxaca. Visitó la rotativa, la redacción y el área digital en agradecimiento, indica, al medio por su apoyo. Ella misma ejerció periodismo en el periódico local, Madera Tribune , mientras estudiaba la carrera en la Universidad de Fresno. Mujer que es modelo e inspiración para miles de migrantes puso el dedo en la llaga “en Oaxaca, en la ciudad, no salgo sola”, se siente insegura, es víctima de acoso, “llego a Tijuana o a Madera y ahí es otra cosa”. Y señala otro pecado en nuestro país y en Oaxaca “el machismo”, como un gran mal.

Su madre fue la inspiración por ayudar a sus paisanos “al realizar un trámite les ayudaba, les traducía; ‘si nosotros podemos ayudar’, decía, ¿porqué no hacerlo?”. El medio para los latinos es hostil, “desde niña percibí la discriminación, pero Trump despertó el odio y el racismo con sus señalamientos contra los mexicanos; el racismos siempre ha existido, nos maltrataban o atendían de manera diferente si, al hablar en inglés, notaban nuestro acento mexicano”, recuerda la concejal.

No obstante, no culpa a sus paisanos cuando deciden migrar, ya que son motivos de peso los que los obligan a tomar ese camino; en su tierra, los oaxaqueños carecen de oportunidades laborales y académicas.

Su campaña, para ocupar el cargo del periodo restante de un año, la llevó a tocar las puertas de su comunidad

Durante todos estos años para las mujeres ha sido casi imposible ocupar puestos públicos, no solamente en México, sino en todo el mundo. Ya que ellas, además de prepararse académicamente, deben realizar un doble esfuerzo para demostrar ante un sector varonil que cuentan con las capacidades para ejercer dichos cargos. Sin embargo, si a este factor se le suma que la mujer sea de origen indígena esto la aleja más de la oportunidad de representar a la población en los recintos políticos.

Hay razón para la migración, reiteró, pero los paisanos también allá son explotados, son mal pagados, los oaxaqueños tienen más esperanza de encontrar un trabajo. Acá hay desesperanza, “no es lo mismo que te platiquen que ver las condiciones que se encuentran las comunidades en Oaxaca, solitarias, con escuelas cerradas; vivir aquí sería muy difícil”, indica Elsa, quien ha visitado los poblados de la Mixteca.

Para su campaña por la concejalía echó mano de la herencia oaxaqueña, “se organizaron calendas y gustaron mucho, son muy alegres y, aunque a veces no entendían algo, como la presencia de los diablos, gustó mucho” y, sin duda, catapultó su campaña, “también allá hay mucha necesidad de estrechar nuestros lazos”.

Un muro no va a frenar la migración, explicó la mexico-estadounidense. “Todo país, todo gobierno debe crear las condiciones, ofrecer las oportunidades para el bienestar de su población y eso frenaría la migración”, abundó Mejía. Explicó el reconocimiento que tiene el gobierno de AMLO en los EU, sin embargo, censuró la política hacia la migración centroamericana al solicitar un trato humanitario. Periodista de profesión, le permitió retratar la situación de los migrantes en su país, interesada en cubrir eventos realizados por migrantes, ya que influenciada por los ideales heredados por sus padres, sabía que tenía que ser la voz de esos grupos.

“!Quesillo!” responde Elsa Mejia vehemente ante la pregunta insidiosa “¿Queso o quesillo?”. Sabe de la comida de estas tierras, le gusta la tlayuda con tasajo; prefiere del coloradito de entre el mole negro o rojo; en EU, en Madera, añora el mezcal Tobalá y, con sangre oaxaqueña en el corazón, le encantan los chapulines “que conseguimos allá en un establecimiento llamado ‘El Sabor Oaxaqueño’”

Con la edición del 70 aniversario de EL IMPARCIAL, El Mejor Diario de Oaxaca.

Y señala que esta tierra le ha enseñado el trabajo, la honestidad, la sinceridad y la hospitalidad, ejemplificado todo ello a través de sus padres.

Mejia aconsejó a las niñas migrantes a luchar por sus sueños y a no darse por vencidas. Su vida, sin duda, es  aliento para todas aquellas y aquellos migrantes, también para quienes han atravesado el Río Bravo con sus hijos en los hombros, donde el hambre de un futuro mejor, es la esperanza. ¿Invitaría a algún familiar mexicano, a sus primos, a sus tíos a migrar? No evade la pregunta pero responde “Eso es decisión de ellos”.

Y remata la visita a las instalaciones de EL IMPARCIAL, El Mejor Diario de Oaxaca, con el agradecimiento a los directivos y a los trabajadores por el apoyo y el nexo con los paisanos.

Con una sola palabra ¿cómo definiría a Oaxaca?. Lo piensa por unos segundos, sopesa lo que esta tierra le representa y, sin duda, firme, responde “¡Amor!”