Enfrenta JLCA rezago de 8 mil juicios laborales | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Enfrenta JLCA rezago de 8 mil juicios laborales

Ante el nuevo Sistema de Justicia Laboral que tiene como eje al Centro Federal de Conciliación y los centros estatales, cambiará el mecanismo de atención a las demandas de este tipo.


Enfrenta JLCA rezago de 8 mil juicios laborales | El Imparcial de Oaxaca

Alrededor de 8 mil juicios quedarán pendientes para la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) que desaparece para dar paso al Centro de Conciliación Laboral del Estado, cuyo funcionamiento inicia el 3 de noviembre próximo. 

Ante el nuevo Sistema de Justicia Laboral que tiene como eje al Centro Federal de Conciliación y los centros estatales, cambiará el mecanismo de atención a las demandas de este tipo.

El Centro de Conciliación Laboral del Estado funcionará donde se ubicaban los juzgados penales, en la agencia de Santa María Ixcotel, espacio que albergará el área de conciliación.

Víctor Quiroz Arrellanes, próximo director general del Centro de Conciliación Laboral del Estado, expresó que por los 8 mil expedientes pendientes, se llevará un proceso de 4 a 5 años el desahogarlos.  

Por eso, durante este tiempo, seguirá funcionando la JLCA, organismo que conocerá de los temas que alcancen llegar para el último día de octubre. 

Pero la Junta se mantiene hasta que termine sus pendientes y por eso irá a unos años más porque conocerá de demandas hasta el último día hábil de octubre, precisó. 

“Los temas que lleguen en este mes, como los que están llegando de la problemática de salud, se seguirán atendiendo por este organismo”, informó. 

Ya para el 3 de noviembre, entrará a funcionar el nuevo Centro, cuyo alcance será conocer los temas individuales. 

El centro federal será la encargada de conocer los temas de carácter grupal o sindical, aunque sean del nivel estatal, serán competencia de este nivel y en ambos casos, se priorizará la conciliación.

En este nuevo esquema se establece un tiempo de 45 días para la conciliación, una etapa previa a la presentación de la demanda y en el cual, buscarán tomar los acuerdos para evitar un proceso más largo. 

En estos momentos, se encuentran revisando la estructura orgánica, el personal, seleccionando perfiles y adecuando espacios para el funcionamiento del Centro de Conciliación Laboral.

“Es muy positiva, creo que es una reforma que trae una justicia laboral más rápida, eficaz y cercana a la gente con el proceso de conciliación que no irá más de 45 días”, señaló Quiroz Arellanes.