Gaseros locales desairan sumarse a paro nacional | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Gaseros locales desairan sumarse a paro nacional

Trabajadores externaron que las operaciones de comercialización en el estado se mantienen sin ningún cambio.


Gaseros locales desairan sumarse a paro nacional | El Imparcial de Oaxaca

Pese al llamado a nivel central, gaseros del estado no se sumaron al paro nacional de distribuidores de gas licuado, como medida de protesta al establecimiento del precio máximo del energético por kilogramo.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado de Petróleo y Empresas Conexas (Amexgas) cuestionó la implementación del Sistema de Control de Precios Máximos de venta al público, determinado por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Dio a conocer que las mil 292 plantas de distribución del país enfrentan condiciones adversas que imposibilitan mantener la cobertura geográfica y el nivel de servicio que requiere la población consumidora, lo que provoca el cierre de rutas de reparto, desempleo y falta de inversiones estratégicas para garantizar el abasto a nivel nacional.

A nivel nacional, la Amexgas subrayó que en México hasta hace un mes existían 35 mil rutas de reparto y 4 mil 700 estaciones de servicio, mediante las cuales se realizaban más de un millón de servicios diarios en los hogares, en ciudades, rancherías, así como en comercios, hospitales, tortillerías, panaderías, hoteles, restaurantes e industrias.

Debido a la situación actual, el organismo empresarial estimó que ya han cerrado aproximadamente un 10% del total de las rutas en el país, situación que podría agravarse en los próximos días.

Informó que el modelo económico de precios máximos que establece la CRE debería reflejar la realidad de los costos de operación de las empresas distribuidoras, para evitar que se sigan cerrando más rutas que generan desempleo y principalmente para garantizar el abasto a la población consumidora.

Advirtió que de no hacerlo, la situación podría afectar el suministro del importante energético en el 80% de los hogares mexicanos y en millones de pequeñas y medianas empresas que requieren del abasto diario de gas para sobrevivir y mantenerse en operación.

Analistas consideran que estos precios seguirán subiendo durante los meses de invierno, por lo que se hace urgente definir una “estrategia integral efectiva” que contemple los precios de Pemex, de venta al público y los costos reales de la distribución; se requiere de un modelo sostenible, con apego a la realidad económica y que garantice el abasto a la población.

Ayer, martes, se suspendieron de manera indefinida las labores de distribución de gas licuado en el Valle de México, ya que no obtuvieron una solución contundente por parte de las autoridades a sus demandas.