Incendios y plagas amenazan los bosques de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Incendios y plagas amenazan los bosques de Oaxaca

Barrenador, enemigo silencioso; devasta 100 mil has de bosques


Incendios y plagas amenazan los bosques de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Ante la falta de presupuesto para combatir las plagas, los insectos descortezadores, defoliadores y barrenadores, han devastado más de 100 mil hectáreas (has) de bosques en el estado de Oaxaca y diariamente avanzan a la velocidad de un voraz incendio forestal.

De acuerdo con datos de colegios y asociaciones forestales, la devastación se agudizó desde el 2019 cuando el Gobierno Federal disminuyó el presupuesto que se destina para combatir las plagas y enfermedades que afectan los bosques.

 

Panorama

Reportes oficiales señalan que las sequías atípicas y cambios en los patrones de temperatura en los últimos 10 años, están ocasionando el avance y aparición de nuevas plagas y enfermedades en todo el país, generando a su vez la debilidad y la muerte de los árboles.

En México se registran más de 200 especies de insectos y patógenas que afectan los recursos forestales, mientras en la entidad oaxaqueña las plagas que ya se extendieron en todas las regiones son los insectos descortezadores, defoliadores y barrenadores.

El territorio oaxaqueño cuenta con 9.4 millones de hectáreas de superficie, de las cuales 6.2 millones son consideradas forestales y 3.2 como no forestales, en ello se calcula que 3.2 millones de hectáreas están degradadas y 2.3 conservadas.

A pesar de que el aprovechamiento forestal sustentable contribuye para la erradicación de plagas, únicamente 350 mil hectáreas están bajo un manejo forestal y 1.9 millones de hectáreas están abandonadas.

Desde 2019, el maestro en ciencias forestales en plagas y enfermedades, y miembro de la red de salud forestal a nivel nacional, Juan Cruz Avilés, advirtió que en los bosques de Oaxaca existen 6 variedades de insectos descortezadores, dos especies de defoliadores, así como dos de barrenadores y diferentes plantas parásitas como el muérdago.

“Lo alarmante de esta situación es que ya no están afectando solamente las diferentes especies de pino, sino de árboles endémicos como la caoba y cedro; el barrenador también está atacando ya la palma que utilizan los artesanos para elaborar artesanías como sombreros y tapetes”.

A pesar de que el ingeniero forestal detalló que se deben implementar mejores y eficaces estrategias para combatir estas plagas, ya que para rescatar las palmas no existen programas como ocurre con los bosques, actualmente el panorama es desolador.

“La ley solamente autoriza sanear en los activos, por eso hablamos ya de más de 100 mil hectáreas devastadas y las activas pueden ya alcanza en más de 10 mil, a ello le restamos algunas hectáreas porque muchos compañeros les dicen que les quiten volúmenes porque es mucho”.

La 4T abandonó los bosques

Cruz Avilés afirmó que desde el inicio del gobierno de la Cuarta Transformación que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, los bosques están totalmente abandonados y las plagas están avanzando rápidamente como ocurre en la región de la Mixteca.

“Actualmente estamos atendiendo varias comunidades de la región de la Mixteca, en donde detectamos la presencia del Dendroctunus Frontalis conocida como barrenador que ha ido en aumento en los últimos tres años y se ha salido de control con el aumento de volúmenes”.

El especialista señaló que en el avance de esta plaga obedece a la falta de apoyos de las instancias correspondientes como la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para poder combatirlas. 

“Con el aval del comité estatal de sanidad forestal que lo componen 16 instituciones tanto federales y estatales, desde agosto del 2020 presentamos un proyecto de contingencia para tres comunidades de la Mixteca, pero nos dijeron que no había techo presupuestal para la sanidad forestal, en marzo del 2021 ratificamos el proyecto con nuevos datos, sin embargo, no obtuvimos una respuesta satisfactoria y ahora en agosto volvimos a ingresarlo”.

“Se han cumplido con todos los términos y requisitos de acuerdo a la convocatoria, pero nos hemos topado con las oficinas centrales de la Conafor. En 2020 eran tres comunidades que solicitaban apoyo San Francisco Tlapancingo, San Martín Peras y Silacayoápam, en la cual teníamos 855 hectáreas afectadas y un volumen de 92 mil metros, esto significa una cuarta parte de lo que se autoriza con los programas de manejo forestal en el estado”

“En el 2021, solamente se ingresaron los proyectos de Tlalpancingo y San Martín Peras con 634 ha nuevas infectadas con un volumen de 94 mil metros, en esta ocasión el motivo que nos dieron es que no eran viables, por eso interpusimos una queja ante la Función Pública y el órgano interno de la Conafor, sin embargo, hasta la fecha no ha habido una respuesta a esa queja porque hubo mala fe y discriminación por parte de los servidores públicos a nivel nacional”.

El ingeniero forestal detalló que esta queja se interpuso luego de percatarse que en el estado de Michoacán había solicitudes de proyectos similares en 86 has. “A ellos les validaron el proyecto del 2019 apoyándolos con 300 pesos por metro y en Oaxaca solamente querían darle 140 pesos por metro, una diferencia abismal que confirmó que había dolo, mala fe y discriminación”.

“Nuestro proyecto tenía 10 veces más de superficie afectada por la plaga y no fue aprobado, no hay un piso parejo para la aplicación de los proyectos, hay tráfico de influencias hacia esos proyectos como el de Michoacán donde participaba la esposa del gerente nacional que toma la decisión”, denunció.

Debido al avance de la plaga en los bosques de la Mixteca, Cruz Avilés detalló que volvieron a presentar un proyecto por 761 has, con un volumen 103 mil metros, lo que consideran que cada 35 a 40 días, existe un nuevo ciclo biológico del barrenador.

“Al año el barrenador avanza aproximadamente 655 has, la cantidad de árboles que han muerto por esta plaga ya rebasa el medio millón solamente en esta región con un volumen 290 mil 511 metros, esto representa la mitad de lo que se autoriza con los programas de manejo forestal para todo el estado de Oaxaca”.

En tanto el Gobierno Federal presume el programa de Sembrando Vida que en este año 2021 se le destinaron más de 30 mil millones de pesos, el especialista en sanidad forestal afirmó que con los 7 mil 500 mdp que se destinan para combatir las plagas y los incendios, será imposible salvar la mayoría de los bosques de Oaxaca.