Alarma crecimiento de 30.5% en denuncia de violaciones | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Alarma crecimiento de 30.5% en denuncia de violaciones

Oaxaca, entre las 10 entidades con mayor incidencia por violencia sexual en el país


Alarma crecimiento de 30.5% en denuncia de violaciones | El Imparcial de Oaxaca

Los delitos de abusos y agresiones sexuales se mantienen en foco rojo en todo el país, entre los que destacan los presuntos delitos de violación contra mujeres que se denunciaron en las fiscalías estatales que incrementó hasta en un 30.5 % de enero a mayo del 2021, a comparación con el mismo periodo del año anterior.

En casos que se consideran como agresiones sexuales tales como abuso sexual, se han radicado 259 denuncias en la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), por acoso sexual suman 108 casos, por hostigamiento sexual 34 carpetas de investigación.

Por violación simple se han contabilizado 176 denuncias, por violación equiparada 146 casos, mientras otros delitos que atentan contra la libertad y seguridad sexual del mes de enero a mayo del 2021 sumaron 14 casos.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), destacan que los presuntos delitos de violación cometidos contra las mujeres a nivel nacional, aumentó 30.5 % de enero a mayo de este año, a comparación con los primeros cinco meses del 2020. De enero a mayo del año pasado fueron denunciados 6 mil 610 y en este año 8 mil 623.

Oaxaca es uno de los 10 estados con mayor incidencia con 322 denuncias en lo que va del año, en primer lugar se ubica el Estado de México con 1,065, le sigue a la Ciudad de México con 914, Nuevo León con 535, Chihuahua con 528, Puebla 391, Guanajuato 360, Baja California con 353, Quintana Roo 331 y Oaxaca en el noveno lugar.

En el porcentaje de presuntos delitos de violación por cada 100 mil habitantes, Oaxaca se ubica por arriba de la media nacional con 7.73, en tanto en llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de abuso sexual de enero a mayo, en la entidad se canalizaron 13 del 9-1-1, por incidentes de acoso u hostigamiento sexual contra mujeres fueron 66 y por incidentes de violación se contabilizaron 10 casos.

De este universo de casos, la Fiscalía General del Estado mantiene 183 carpetas de investigación por presuntos delitos sexuales, en el que de acuerdo a las asociaciones civiles la mayoría de las víctimas suelen ser menores de edad.

Según una investigación realizada en el 2016 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México se ubica entre los primeros lugares de embarazos adolescentes con 22.3 millones de mujeres jóvenes entre 10 y 19 años dieron a luz, de estas, 11.3 millones tenían entre 10 y 14 años cuando fueron madres. 

Advierte que estas cifras son alarmantes, ya que el país ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil, siendo más de 4 millones de infantes los que habrían sido víctimas de violencia sexual, no obstante, destaca que la cifra real se eleva pues la mayoría de los casos no son denunciados, debido que la mayoría de los victimarios son personas cercanas a las niñas, niños y adolescentes.

Menores y mujeres las principales víctimas

Angélica Ayala Ortiz del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos, refirió que el abuso sexual se presenta en todas las etapas de la vida y es una violación a la intimidad sexual. 

“En la infancia niños y niñas son víctimas de abuso sexual, pero a partir de la adolescencia se incrementa, principalmente en las mujeres, cuando niñas y niños son víctimas de abuso sexual es principalmente por personas muy cercanas, algún integrante de la familia o de su ámbito escolar”. 

Detalló que este fenómeno del abuso sexual deja secuelas en el desarrollo psicoemocional de las víctimas; “las principales manifestaciones se identifican a través de cambios en los patrones de conducta, de alimentación y de sueño. Independientemente de la edad las secuelas se expresan a través de conductas como desconfianza, hostilidad ansiedad y desafortunadamente sentimientos de culpa aún y cuando evidentemente no son responsables de los abusos”. 

“Las repercusiones a nivel social implica una afectación a familias enteras y cuando se presentan las denuncias, la impunidad por la falta de acceso a la justicia es una violación más a los derechos humanos de las personas. Una sociedad que no confía en la justicia, envía mensajes muy negativos, pues las personas agresoras al no ser sancionadas seguirán reproduciendo estas graves violaciones a los derechos humanos”, afirmó.