La necesidad de salir de casa supera los riesgos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La necesidad de salir de casa supera los riesgos

Habitantes de comunidades alejadas buscan surtirse de básicos para sobrevivir en el Mercado de Abasto

La necesidad de salir de casa supera los riesgos | El Imparcial de Oaxaca

La necesidad de las personas por comprar productos de primera necesidad es lo que trae a Juana, de San Pablo Cuatro Venados a la ciudad, principalmente a la zona del Mercado de Abasto. Las cosas salen más baratas, relata.

De mandil a cuadros, la mujer de unos 65 años espera pacientemente en la desvencijada sala de espera de la termina de segunda clase la salida del camión que la llevará a su comunidad de apenas mil 388 habitantes.

Localizado a 35.3 kilómetros de la capital del estado, casi una hora y media de viaje en automóvil, pero en un camión que data de hace unos 18 años le llevará casi dos horas y media llegar a su destino.

Con amabilidad responde sobre lo fundamental que le resulta venir a la capital del estado a surtirse de los insumos básicos para la supervivencia y no por la epidemia del coronavirus, necesariamente.

“Eso dicen en la televisión pero en el pueblo que vamos a quedarnos escondidos, y quién labra la tierra, o le va a dar de comer a los animales o a ir al molino para moler el nixtamal?, cuestiona con severidad.

Ante una carente respuesta del interlocutor, ella misma la ofrece.

“Nadie, nadie puede hacer eso por nosotros, el gobierno menos, por lo menos el presidente (de la República) mandó la ayuda (65 y más) y eso se le agradece; mire, yo conseguí comprar cosas y me quedó para otro rato”, dice mientras revisa su bolsa.

En el suelo ha dejado descansar el amarrado como ella le llama al costal en donde guarda su compra.

Tres kilos de azúcar, dos casilleros de huevo, carne de cerdo, chocolate, frutas diversas y pan, forman parte de su compra en el Mercado de Abasto.

Ella forma parte de los 38 hogares reportados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) con jefatura de familia femenina, ayer se vio obligada a salir de su población para surtir su despensa.

Al contagio por Covid-19, no le da mucha importancia, dice que en el pueblo la gente no le ha dado mucha importancia, porque tienen que salir al campo a trabajar, “si no, nos comemos”.

De acuerdo al Coneval, el 53.5% de la población de San Pablo Cuatro Venados se encuentra en pobreza extrema, aunado a que el porcentaje de personas que reportó habitar en viviendas sin disponibilidad de servicios básicos fue de 97.6%, lo que significa que las condiciones de vivienda no son las adecuadas para 1,504 personas.

 

Relacionadas: