Oposición de papel, el valor de ser inmoral
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Oposición de papel, el valor de ser inmoral

Solo tres diputados de Morena votaron en contra.


Oposición de papel, el valor de ser inmoral | El Imparcial de Oaxaca

¿Qué tardó nueve horas en llegar al Congreso? ¿Acaso dinero? La oposición no existe en Oaxaca y ayer se consumó el descarado e inmoral amasiato ente el PRI y Morena, con 32 votos a favor, los legisladores locales aprobaron la contratación de deuda pública por 3 mil 500 millones de pesos.

Tardaron más de dos semanas en someter a lecturas, análisis y estudio la iniciativa enviada al Congreso el 17 de septiembre. Los diputados detectaron irregularidades, obras duplicadas, costos inflados y necesidades discordantes con la realidad del estado, pero nada de eso detuvo a los legisladores para endeudar al pueblo que ya no ve lo duro sino lo tupido porque ayer, no solo endeudaron a este gobierno, sino que usaron la demagogia para sustentar el embuste de la conveniencia de refinanciar la deuda pública, que ahora será superior a 20 mil millones de pesos, y ahora los dineros públicos del gobierno de Oaxaca están empeñados hasta el año 2048. Sí, no hay error en la fecha, resulta que quienes llevan las finanzas en Oaxaca, ven conveniente que los siguientes cuatro gobiernos hereden deuda, más lo que se sume.

El jueves, en San Raymundo Jalpan apestaba a traición, a fraticidio al interior de Morena, donde la líder de la bancada no manda y sus colegas solo simulan su adhesión a la promesa -cada vez más difusa- que le dicen Cuarta Transformación, que aparentemente no llegará a Oaxaca.

La cita era a las 11 de la mañana, todos menos los 26 de Morena estaba en el salón del pleno. Una hora tarde llegaron los que encabeza el Grupo Oaxaca; 15 minutos después llegó el resto. Nadie se sentó en sus curules, hablaban, torcían la boca, se abrazaban entre tensión y asco. Antes de las 12:15 del día, de nuevo, Morena se salió del recinto, se fueron a discutir en privado los asuntos de índole pública.

Pasaron las horas hasta que decretaron receso y todo fue vacío.

Cada uno buscaba un sitio para esperar, otros festejaban el cumpleaños del priista Gustavo Díaz, un puñado de defraudados tenía una protesta que languidecía en la puerta del edificio.

Aunque parecía que no pasaba nada, todo sucedía pues el operador priista dentro del Congreso, Alejandro Avilés, recorría pasillos y oficinas acompañado de Vicente Mendoza Guillén, el secretario de Finanzas del Estado, que cabildeaba con desesperación entre los rescoldos de lo que aun llaman oposición. Varios se quedaron esperando las camionetas de valores que desfilaban en otros sexenios, pero ahora reinó la discreción.

Silencio y espera, hasta las 20 horas cuando reiniciaron la sesión. La discusión fue estéril. La oposición de Laura Estrada tuvo tropiezos. El argumento en contra de Gloria Sánchez no convenció ni a sus asesores y se fueron a votación.

El “sí” arrasó: 32 de 42 diputados apoyaron el endeudamiento, ¿quién vota en el Congreso, la gente o los intereses?

Laura Estrada lucía como un pastor con su rebaño extraviado, desde la tribuna trataba de hacerles recapacitar pero se les olvidaron los colores y las causas. Sus reservas fueron rechazadas de forma apabullante y tuvo que recoger los cascajos se sus intenciones.

Ayer, la 64 Legislatura mostró el rostro de la oposición en Oaxaca, de los que se disfrazan de Morena, lo que votan a ciegas, ayer simplemente exhibieron que de la 4T solo les sirve el discurso cuando están en campaña.


 

Relacionadas: