Mantiene Oaxaca cuarto lugar en violencia política | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Mantiene Oaxaca cuarto lugar en violencia política

En el caso de Oaxaca, la entidad concentró cuatro políticos asesinados durante ese periodo, así como un familiar. Le siguen en incidencia Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas, Morelos, Chiapas y Colima.


Mantiene Oaxaca  cuarto lugar en violencia política | El Imparcial de Oaxaca

En el último informe de Violencia política publicado por la consultora Etellekt, del 2 de julio al 8 de noviembre, Oaxaca se ubicó en el cuarto estado del país con mayor número de casos.

Durante ese periodo, Puebla, Veracruz y Guerrero se posicionaron en los primeros tres lugares, tanto por los asesinatos a políticos como a familiares de los mismos. Las dos primeras entidades concentraron el 30% de los asesinatos en el país, con 5 políticos cada una.

En el caso de Oaxaca, la entidad concentró cuatro políticos asesinados durante ese periodo, así como un familiar. Le siguen en incidencia Michoacán, Guanajuato, Jalisco, Tamaulipas, Morelos, Chiapas y Colima.

En el anterior informe, comprendido de julio a agosto, el estado también se ubicó en la cuarta posición con más casos de asesinatos contra políticos. En total, en el país, la consultora señaló que durante la transición han sido asesinados a la fecha 34 políticos y 19 familiares.

Apenas este jueves, Valeria Medel, hija de la diputada por Veracruz del partido Morena, Carmen Medel Palma, fue asesinada a tiros en un gimnasio de Ciudad Mendoza.

Este hecho ha sido condenado no solo por los legisladores salientes y electos de la entidad oaxaqueña sino del resto del país, donde se exige justicia y un alto a la violencia que se ha incrementado en los últimos años.

En Oaxaca, la violencia política contra la mujer también pone al Estado en los primeros sitios con mayor incidencia, sobre todo por los recientes procesos de elección donde hubo mayor participación de las mujeres.

Pese a que la violencia política de género fue tipificada en Oaxaca en febrero de 2016, ésta fue derogada en agosto de 2017 y a la fecha este tipo de violencia no es un delito.