Expulsan a familia y denuncian agresiones en Villa Hidalgo Yalalag | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Expulsan a familia y denuncian agresiones en Villa Hidalgo Yalalag

Lenin Eslava acusa a las autoridades de su comunidad de quererse apropiar indebidamente de su terreno


Expulsan a familia y denuncian agresiones en Villa Hidalgo Yalalag | El Imparcial de Oaxaca

Lenin Eslava Primo, originario de la comunidad de Villa Hidalgo Yalalag, en la Sierra Norte, acusa a las autoridades municipales de abuso de autoridad al expulsar a él y su familia del pueblo, luego de un conflicto por un terreno de su padre, quien ya falleció.

Eslava Primo es padre de familia de cuatro niñas de 15, 14, 11 y 7 años de edad, y  acompañado de su esposa, Delia Carmela Huerta Pérez, cuenta a EL IMPARCIAL lo que pasó:

“El problema fue con un representante de Bienes Comunales, de nombre Emiliano Aquino Álvarez, ya que su terreno colinda con el mío, por lo que con total impunidad me invadió 5o metros”. Además, afirma que este representante tiene familiares en el cabildo municipal y, casualmente, el pasado 10 de junio lo encarcelaron sin motivos y sin pruebas de nada.

El alcalde de la comunidad, Abel Cristóbal Madrid, y el síndico Lorenzo Ríos Montalvo encarcelaron también a su esposa y a sus hijas de 14 y 15 años, pero luego de 20 minutos vecinos y pobladores pidieron al cabildo el regreso de las pertenencias del señor Lenin, ya que habían grabado la actitud de la autoridad luego de meter a las niñas en la cárcel del pueblo. Ante esto, dejaron salir a las menores, mas no al padre de familia.

Lenin recuerda que el día de su detención cuando su esposa y su hija más pequeña le llevaron de cenar, sin argumento válido encarcelaron a su mujer, por lo que la menor tuvo que volver sola a su domicilio, ubicado a unos 500 metros de la cárcel municipal, en completa oscuridad.

“Me pedían una cantidad excesiva para salir y como no tenía dinero me encarcelaron de nuevo. Tocaron las campanas para hacer una asamblea, nos expusieron ante el pueblo dejando a mis hijas solas en mi casa; a pesar de que en mi comunidad somos un poco más de 600 habitantes, solo se juntaron 150 personas, y entre el cabildo y policías (topiles) son como 80. En la reunión no tomaron en cuenta mi opinión y la verdad de lo que está pasando”, comenta Lenin. 

La familia narra que ante el pueblo los dejaron como peleoneros y les dijo que son ellos quienes invaden y están robando el terreno, por lo que decidieron expulsarlos y amenazarlos para que no vuelvan al pueblo.

Sus hijas continúan con clases en línea; la mayor fue expulsada del primer año de  bachillerato sin razón. “El director recibió amenazas de la autoridad para que no respetaran el lugar de mi hija”. Actualmente pudo inscribirla en Zimatlán, ya que desde hace 4 meses la familia vive en Oaxaca con ayuda de familiares que los tienen acogidos y tratando de salir adelante.

La señora Delia Carmela Huerta Pérez relata que con el pretexto de sus Usos y Costumbres quieren quitarle el terreno, ya que está en una buena zona para que sea del pueblo escudándose en que es comunero, y aunque todavía no lo sea, la autoridad ya lo está viendo, su propósito es quedarse con esta propiedad.

Las denuncias están puestas en la Fiscalía y en la Defensoría de los Derechos Humanos y Pueblos de Oaxaca. Ya obtuvieron un amparo para volver a su terreno, pero es la autoridad del pueblo la que argumenta que esos papeles no valen en la comunidad y mientras no los acepten, esta familia se encuentra en la ciudad de Oaxaca buscando la manera de volver y no permitir que se adueñen de los pocos bienes que tienen y del comercio al cual se dedican, ya que sus productos son perecederos y se están echando a perder.