Pobladores de Tlaxiaco se quejan por la falta de libre tránsito | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Pobladores de Tlaxiaco se quejan por la falta de libre tránsito

El cierre del mercado y los tianguis en esta ciudad mixteca ha perjudicado la economía de cientos de familias


Pobladores de Tlaxiaco se quejan por la falta de libre tránsito | El Imparcial de Oaxaca

El cierre del mercado y los tianguis en la ciudad de Tlaxiaco ya ha perjudicado la economía de aproximadamente 50 mujeres que hacen totopo y tortillas, frijol molido, vendedores de zapotes y otras frutas de la comunidad de San Juan Teita. 

Samuel Salazar Pérez, presidente de esta comunidad de la región Mixteca, dio a conocer en entrevista que la orden ha sido muy radical en prohibir ya por cuatro días de plaza su cierre total, y sin ninguna alternativa, lo que ha perjudicado la venta de muchas mujeres que se dedican al comercio de los productos regionales. 

Una de las alternativas es colocar recipientes de agua y jabón para que la gente se lave las manos y sí permitir las ventas de las personas que son de las comunidades indígenas; sin embargo, las pérdidas para las personas de las comunidades son duras.

Las personas que están tapando calles, las entradas y salidas principales con llantas, árboles, palos, no han pensado que una mejor manera de combatir el coronavirus es haber colocado tambos de agua y jabón en polvo, obligando a las personas para que después de lavarse las manos puedan ingresar o salir esos retenes.

Nomás tapan los caminos y en Tlaxiaco cierran todo sin dejar alterativas de acuerdo con el contexto, el presidente de México ha dicho que todos a trabajar considerando medidas de salud adecuadas, pero que en lo posible no se dejara de laborar, mientras que las poblaciones como en esta ciudad hacen lo contrario, esta desobediencia provoca inestabilidad y quiebra la economía de los más necesitados, de esos que no tienen un salario del erario público.

Ahora las mujeres que se dedican a la venta de tortillas y totopos, así como la comercialización de los zapotes y otras frutas de la región se han quedado sin venta en la comunidad de San Juan Teita, todo porque el presidente de Tlaxiaco Gaudencio Cruz Ortiz, no tiene el parámetro y las estrategias para ofrecer múltiples alternativas y no solamente cerrar y ya.   

La situación de Tlaxiaco frente a esta pandemia es diferente a la Ciudad de México, Oaxaca o los Estados Unidos, lo que se debe hacer es no permitir la llegada de personas de otros estados y sí generar las condiciones para el tránsito local y regional de las personas.

Todas las instancias del gobierno federal están trabajando bajo adecuaciones, por ejemplo, las tiendas Diconsa todas están funcionando; ofrecen los productos de manera racional y con la sana distancia y la colocación del gel antebacterial, para todo esto sólo se necesita de voluntad y libertad de pensamiento, lo que a muchas autoridades les hace falta ante esta situación. 

Las mujeres y los campesinos también tienen múltiples necesidades, cómo es posible que para que una personas salga de su comunidad le estén exigiendo una constancia por parte de su autoridad para que pueda entrar a Tlaxiaco, eso es lamentable, estar prohibiendo el libre tránsito y de manera local, eso sólo lo hace una persona que está mal de sus facultades.

La pandemia no ha perjudicado tanto como las autoridades de las comunidades que con su terquedad no permiten el libre tránsito a las personas, las han estado regresando a sus pueblos, es una situación drástica la que se vive en la ciudad de Tlaxiaco.