Afectan estrés y abandono a animales de compañía | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Afectan estrés y abandono a animales de compañía

Durante la pandemia se han registrado más casos de abandono y lesiones de mascotas


Afectan estrés y abandono a animales de compañía | El Imparcial de Oaxaca

En los primeros meses de pandemia, los animales de compañía, principalmente perros y gatos, sufrieron de estrés y ansiedad, debido al encierro y por convivir mayor tiempo y con más personas en el hogar. Aunque este fue un efecto negativo, la pandemia también trajo para varios una mayor atención, señala personal de la veterinaria Madero, en el barrio del Ex Marquesado de la ciudad de Oaxaca.

Si bien varios propietarios estuvieron más atentos a la salud de estos seres, durante la pandemia se registraron más casos de abandono y lesiones de mascotas, explica la encargada del establecimiento. “Ha habido muchos perros y gatos rescatados, tirados en vía pública, campo, arroyos, sobre todo, y que los traían a consulta (los activistas)”, señala.

Sin embargo, la asociación civil Colmillo Blanco, que en estas últimas dos semanas ha debido rescatar a siete canes abandonados frente a sus instalaciones o cerca de ellas, descarta que sea la pandemia la causa del abandono animal.

En la ciudad, el abandono de animales está prohibido, como lo marca el Reglamento Sanitario de Control y Protección a los Animales Domésticos de Compañía para el Municipio de Oaxaca de Juárez.

Carlos Morales, presidente del ente y activista, explica que aunque se hayan dado varios casos en año y medio de la emergencia, la principal razón por la que persiste el abandono animal en la ciudad es la falta de control de parte de la autoridad municipal en cuanto a los propietarios.

“No se ha trabajado, por parte de la autoridad, en cómo tener un control de toda la población de dueños”, expone Morales. Además de que “no se tiene ni siquiera un censo de los animales que hay en la ciudad”, cuántos son machos o hembras, si cuentan con vacunas o la situación en que viven.

Sin embargo, también considera que es necesaria una mayor conciencia social para el respeto y cuidado de los animales, de que se sepa la responsabilidad que se asume al tener a un perro, gato u otra especie considerada de compañía.

En la capital, desde febrero de 2019, existe un Juzgado Califi cador Especializado en Maltrato Animal, mismo que hasta julio de este año, había recibido 557 denuncias por agresiones o conductas contra animales de compañía y sintientes, principalmente caninos y felinos. 358 de las denuncias corresponden al tiempo que lleva la emergencia sanitaria de Covid-19.

De acuerdo con la instancia, en varias de las denuncias (325) se observó que los animales carecían de techo, sombra o no eran alimentados adecuadamente, por lo cual se encontraban desnutridos.

En pocos casos no se cumplía correctamente el aseo de los animales o la higiene de sus espacios.

Pero para Morales, no hace falta un órgano que juzgue y registre los casos de maltrato, pues considera que “no soluciona nada”. Lo que se requiere, explica, es que la autoridad municipal enfoque sus esfuerzos en las esterilizaciones de animales y en un control de los propietarios, que haga responsables a estos.