Central de Abasto: persiste caos por obras sin plan | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Central de Abasto: persiste caos por obras sin plan

Los puestos han ocupado el área destinada para el transporte colectivo, por lo que el tránsito se incrementa en Periférico


Central de Abasto: persiste caos por obras sin plan | El Imparcial de Oaxaca

A varios meses de que la mayor zona comercial de Oaxaca es objeto de obras de mejoramiento, las arterias que rodean el Mercado Margarita Maza de Juárez han sufrido de mayor tránsito. Principalmente, durante las mañanas y al atardecer en la avenida Maza Juárez los vehículos deben esperar varios minutos para avanzar.

En la mayoría de las veces, la ausencia de elementos de Tránsito y Vialidad agrava el problema, ya que no existe un orden para permitir el paso de peatones, quienes también cruzan las calles en medio de camiones y taxis colectivos.

Aunque la circulación se ha recobrado en la avenida Maza Juárez, algunos tramos siguen sin un flujo ideal. Tal es el caso del carril más próximo a las entradas de la zona seca, en donde una maquinaria pesada ha permanecido, pero sin nadie que la opere. En tanto, en el área de la avenida Periférico, el tránsito se ha visto limitado por los baches, las obras del CityBus y la reubicación de puestos.

Estos últimos, que usualmente estaban en avenida Maza Juárez, han abarcado más espacio e incluso construido estructuras semipermanentes en el área donde usualmente arribaban y cargaban pasaje los sitios de taxis colectivos. Ahora, estos deben ocupar parte del carril derecho, a la altura del conocido como “puente amarillo”.

Sin filtros ni seguridad

Aunque la capital y el estado siguen con riesgo alto de contagio, en esta tercera ola de Covid-19 los filtros sanitarios no operan más en torno a la Central de Abasto. El sitio es considerado un lugar de alto riesgo, debido a que cada día miles de personas acuden a adquirir productos o porque se trata de su zona de paso.

Al igual que la falta de los filtros sanitarios ha desaparecido la unidad móvil de la policía municipal, misma que durante las semanas en que comerciantes se inconformaron por la inseguridad operó algunos días, a principios de julio. Desde que el ayuntamiento capitalino inició el operativo para reordenar el comercio ambulante, unidades como esta han permanecido en los filtros del Centro Histórico.